18.1 C
Santiago del Estero
HomeDeportesDólares, calendario cruzado y competitividad: ¿por qué la Selección Argentina no consigue...

Dólares, calendario cruzado y competitividad: ¿por qué la Selección Argentina no consigue amistosos de calidad?

Noticias y curiosidades del mundo

Pocas veces una lista fue tan elocuente. Son países que, probablemente, muchos hayan escuchado nombrar en contadas ocasiones y que pocos podrían ubicar en el mapamundi. Estonia, Honduras, Jamaica, Emiratos Árabes Unidos, Panamá, Curazao, Australia e Indonesia. A todos les ganó por más de un tanto de diferencia y no recibió goles. Repasar los ocho rivales que la Selección Argentina tuvo en los amistosos que se organizaron desde el corte obligado por la pandemia hasta la última ventana FIFA hace surgir inmediatamente la pregunta: ¿por qué no consigue adversarios de calidad deportiva?.

La confirmación de Costa Rica como reemplazante de Nigeria para abrir la semana que culminará con un duelo frente a El Salvador volvió a enviar a la Argentina a una segunda o tercera línea de rivales. Hace unos meses, Conmebol y UEFA firmaron un acuerdo para poder generar, con sus calendarios, amistosos entre selecciones de ambas confederaciones. En esta misma ventana, por caso, Brasil enfrentará a Inglaterra y España.

En el medio, claro está, la aclaración de que tuvo que suspender la gira por China cuando el Gobierno de la ciudad de Hangzhou rechazó recibirla a partir del enojo que se produjo en Hong Kong por la ausencia de Lionel Messi en un amistoso con el Inter Miami.

Pero para entender esta historia reciente hay que contarlo en forma cronológica y no dejar de lado los matices. Los dólares que ingresan por cada partido a las arcas de la AFA; los calendarios cruzados que afectan la chance de los europeos -juegan la Nations League cuando no lo hacen en Eliminatorias para Mundial o Eurocopa-; y el grado de competitividad que se intenta mantener.

Paradójicamente, esta lista se empezó a componer desde el momento en que la Selección mayor masculina rompió el hechizo de 28 años sin títulos en la Copa América 2021.

Hasta ese entonces, los amistosos de la Selección Argentina eran organizados por la empresa World Eleven, propiedad de Guillermo Tofoni. Luego de un conflicto que escaló a la Justicia -que sobreseyó a Claudio Chiqui Tapia en septiembre pasado-, AFA tomó la batuta al momento de determinar dónde, contra quién y bajo qué condiciones se presentaban, en ese entonces, los campeones de América.

Estonia, en aquel momento en el puesto 110 del ranking FIFA, fue el elegido para celebrar la conquista que un par de días antes la Scaloneta había logrado con la Finalissima 2022 ante Italia en el mítico estadio de Wembley, en Londres.

Lionel Messi controla la pelota en el amistoso frente a Honduras. Foto: CHANDAN KHANNA / AFPLionel Messi controla la pelota en el amistoso frente a Honduras. Foto: CHANDAN KHANNA / AFPLuego llegó una nueva gira por Estados Unidos, uno de los destinos favoritos de este proceso, donde goleó a Honduras y Jamaica. Era la última ventana de amistosos hasta el Mundial de Qatar y por eso, públicamente, hasta Lionel Scaloni se mostraba resignado con el pedido de poder enfrentar a selecciones europeas, para poder medir si el invicto que se agigantaba tenía respaldo.

Poco más de un año después llegó un nuevo amistoso, escala previa a desembarcar en Doha. Fue en Abu Dhabi para chocar con Emiratos Árabes Unidos -dirigida en ese entonces por el argentino Rodolfo Arruabarrena- y que sirvió como examen final para Scaloni, que de hecho se convenció en ese momento que Joaquín Correa y Nicolás González no estaban en condiciones físicas de afrontar el Mundial.

La tercera estrella aumentó, lógicamente, el caché de la Selección campeona del mundo y multiplicó los pedidos. También con tino, es casi matemático que a mayor dinero suele bajar la escala competitiva del rival. Eso sí fue una elección de la AFA y uno de los motivos que derivó en el cortocircuito en la madrugada de Río de Janeiro en la que Scaloni puso en duda su continuidad como DT, minutos después de haber vencido a Brasil en el mítico Maracaná.

Los jugadores de la Selección durante el festejo contra Panamá en el Monumental.  Foto: REUTERS/Agustin MarcarianLos jugadores de la Selección durante el festejo contra Panamá en el Monumental. Foto: REUTERS/Agustin MarcarianPanamá vino con un equipo «B» -ni siquiera había viajado su entrenador principal- a ser el partenaire en la celebración de los campeones del mundo en el estadio Monumental. A Santiago del Estero, unos días más tarde de aquel marzo 2023, se invitó a Curazao. A ambos se le pagó lo mínimo posible para que las dos jornadas fueran usufructuadas al máximo por parte del organizador. Si hasta se cambió la forma de venta de entradas y se pasó a Deportick, que quedó en el centro de la polémica por sus vínculos con Sergio Massa.

China fue la siguiente escala, en junio. Los millones de dólares y el crecimiento en el interés del gigante asiático por la Selección -que incluso se potenció comercialmente en ese país- provocaron su desembarco para enfrentar a Australia -el partido más competitivo de la lista porque reeditó los octavos de Qatar 2022- e Indonesia.

Otra vez Asia fue el lugar elegido para esta doble fecha de marzo. Los rivales empezaron en la segunda línea europea, siguieron en el campeón y subcampeón de la Copa África (Nigeria y Costa de Marfil) y terminaron en Centroamérica con Costa Rica y El Salvador. Las disculpas que Messi lanzó a los fanáticos que se quedaron sin verlo en un amistoso llegaron tarde, hubo que ‘mudarse’ a Estados Unidos.

En esta ocasión la gira fue acordada con «la compañía de inversión SOUTHGILMORE LLC, subsidiaria EpicQuest Education Group International, parte del grupo ejecutivo chino Zhongfu Sports Co., Ltd», según se indicó en la web de AFA el 15 de enero pasado.

El panorama para junio próximo, cuando serán los últimos amistosos antes de la defensa del título en la Copa América, parece que no cambiará. Ecuador y Honduras o Guatemala, según publicó el portal ‘The Athletic’, serían los rivales, otra vez y con más lógica, en Estados Unidos. La lista se seguirá agrandando y aquel duelo con Alemania en octubre de 2019 (empate 2-2 en Dortmund) será el último contra un europeo.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS