Dos muertes reavivan el miedo al terrible virus de Marburgo, originado en murciélagos

0
20
dos-muertes-reavivan-el-miedo-al-terrible-virus-de-marburgo,-originado-en-murcielagos

Se cree que dos personas murieron a causa del extremadamente peligroso virus de Marburgo en Ghana, reavivando los temores a un un posible rebrote de una de las enfermedades más mortíferas que se conocen.

La Organización Mundial de la Salud dijo que está analizando las muestras de laboratorio obtenidas de los dos pacientes, oriundos de la región de Ashanti, que no se conocían entre sí, ante la sospecha de que la enfermedad se está propagando más ampliamente en el país africano.

Marburgo, altamente infeccioso, es presentado por los expertos como la próxima gran amenaza pandémica, y la OMS lo describe como un virus “propenso a las epidemias”.

La picó una garrapata y murió dos semanas después: qué es el extraño virus de Crimea-Congo

Si se confirma, sería la segunda vez en un año que se detecta el virus de Marburgo en África occidental, después de un pequeño brote en Guinea en agosto de 2021. 

“Las autoridades sanitarias están investigando la situación sobre el terreno y preparándose para una posible respuesta al brote”, dijo Francis Kasolo, representante de la OMS en Ghana. “Estamos trabajando en estrecha colaboración con el país para aumentar la detección, rastrear contactos, estar listos para controlar la propagación del virus”. 

La tasa de mortalidad del virus de Marburgo es del 50 por ciento, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Qué es y cómo se contagia la “viruela del mono”, la rara enfermedad que se detectó en Europa

Qué es el virus de Marburgo

El patógeno, altamente infeccioso, es presentado por los expertos como la próxima gran amenaza pandémica, y la OMS lo describe como un virus “propenso a las epidemias”.

Emparentado con el virus del ébola y la fiebre de Lassa, el virus de Marburgo -que hasta ahora se había detectado en Angola, la República Democrática del Congo, Kenia, Sudáfrica y Uganda- mata entre una cuarta parte y el 90 por ciento de todos las personas que lo contraen. 

Emparentado con el virus del ébola y la fiebre de Lassa, el virus de Marburgo -que hasta ahora se había detectado en Angola, la República Democrática del Congo, Kenia, Sudáfrica y Uganda- mata entre una cuarta parte y el 90 por ciento de todos las personas que lo contraen. 

Viruela del mono: con más de 6000 casos en el mundo, la OMS evalúa decretar “emergencia sanitaria mundial”

En las primeras etapas de la enfermedad, es muy difícil distinguirla de otras enfermedades tropicales que provocan fiebre alta, como el ébola y la malaria, pero a medida que pasan los días los dolores de cabeza se intensifican.

Con el correr de los días, los pacientes sufren deformaciones de sus rostros (el hundimiento de sus ojos es uno de sus síntomas) y sufren de severos sangrados por múltiples orificios, como la nariz, las encías, los ojos y la vagina. 

Luego, los pacientes mueren por una falla del sistema nervioso y la tasa de mortalidad es del 50 por ciento, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Cómo se originó el virus y cómo se lo trata

El virus lo transmiten los murciélagos de la fruta (murciélago Rousettus), pero puede transmitirse entre humanos a través de la sangre y los fluidos corporales, así como al tocar superficies contaminadas. Se necesitan medidas de control de infecciones extremadamente estrictas para contener el virus.

El virus lo transmiten los murciélagos de la fruta (murciélago Rousettus), pero puede transmitirse entre humanos a través de la sangre y los fluidos corporales, así como al tocar superficies contaminadas.

Se detectó por primera vez en humanos en 1967 después de brotes en las ciudades alemanas de Marburgo y Frankfurt y en Belgrado (Serbia), después de que monos importados de Uganda la transmitieran a trabajadores de laboratorio.

La enfermedad se detectó por segunda vez en 2008 en una mujer holandesa que regresó a los Países Bajos desde Uganda, donde había estado visitando cuevas del murciélago Rousettus. 

Se detectó por primera vez en humanos en 1967 después de brotes en las ciudades alemanas de Marburgo y Frankfurt y en Belgrado (Serbia), después de que monos importados de Uganda la transmitieran a trabajadores de laboratorio.

Pero el virus no tiene cura, no existen vacunas ni tratamientos antivirales aprobados para tratarlo, por lo que los médicos deben depender de goteos intravenosos para mejorar los síntomas. 

Diversos investigadores actualmente están probando tratamientos con anticuerpos y antivirales, pero estos solo pueden administrarse como parte de los ensayos, según la OMS. A la par, se está desarrollando una variedad de tratamientos potenciales, que incluyen hemoderivados, inmunoterapias y farmacoterapias.

ds

También te puede interesar