Crítica sin spoilers de “Spider-Man: No Way Home”: un cierre que rinde homenaje a la saga arácnida

0
75
critica-sin-spoilers-de-“spider-man:-no-way-home”:-un-cierre-que-rinde-homenaje-a-la-saga-aracnida

La tercera película de Tom Holland como Peter Parker se zambulle por completo en el multiverso y sale airosa.

Tom Holland, a la izquierda, y Benedict Cumberbatch en una escena de “Spider-Man: No Way Home” de Columbia Pictures (Foto: Sony Pictures vía AP).

Spider-Man: No Way Home asomaba como el estreno del año. Superó en venta de entradas anticipadas al último “archi mega tanque” de Marvel, Avengers: Endgame. También era promocionada como “la Endgame”, la batalla final del héroe arácnido. Acá no vamos a spoilear, pero podemos decirlo: lo logró.

La tercera película de Tom Holland como Peter Parker llegó con mucha información confirmada mediante trailers. Nos presentó a Dr. Strange como “adulto responsable” y héroe supervisor y a los villanos de las sagas protagonizadas por Tobey Maguire y Andrew Garfield. También trajo la promesa del desembarco del multiverso, algo que empezamos a ver en el MCU y ahora en el mundo arácnido.

Leé también: Lo que tenés que saber antes de ver “Spider-Man: No Way Home”

Además estuvo plagado de rumores, como la aparición (o no) de determinados personajes que no vamos a nombrar.

Sin camino a casa pero con camino al éxito

A pesar la presión, la complicación de tener a muchas estrellas, muchos universos, tener que respetar lo planteado por Disney/Marvel y tantas otras cosas, Spider-Man: No Way Home tiene un detalle importantísimo: funciona. Es una buena película.

Leé también: Así se explican las escenas poscrédito de “No Way Home” que dan indicios del futuro de la franquicia

Sí, está llena de “fan service”, de escenas que todos aplaudirán en el cine, que emocionarán y que se entenderán como guiños a las cinco películas anteriores. Pero también mantiene un ritmo excelente durante dos horas y media.

Spider-Man: No Way Home cuenta una historia y se apoya en la solidez de Tom Holland -es la sexta vez que interpreta al personaje y la tercera en solitario- la química con la MJ interpretada por Zendaya y el gran aporte que hacen Benedict Cumberbatch y los “villanos invitados”. Entre ellos se destacan el Doc Octopus de Alfred Molina y el todavía vigente Green Goblin de Willem Dafoe.

Alfred Molina, en su vuelta como Dr. Octopus en “Spider-Man: Sin Camino a Casa”. (Foto: Sony/Marvel)

Aunque podría parecer un recurso trillado el de traer a los enemigos de otros Spider-Man, la trama se construye de manera verosímil (siempre dentro de lo inverosímil de este género) y avanza de manera articulada.

La tercera es la vencida

La primera película de Tom Holland, Homecoming fue un éxito, pero era una historia conocida: el debut del personaje y sus primeros pasos como héroe. La segunda nos llevó a una aventura “lejos de casa”, Far From Home, pero quizás se quedó a mitad de camino entre el Spider-Man adolescente y el que empieza a tener conflictos más grandes.

Leé también:

No Way Home es definitivamente el paso a la adultez de este Peter Parker, que aunque en los papeles haya sido un Avenger todavía le faltaba crecer en su vida personal.

En esta imagen difundida por Sony Pictures, una escena de “Spider-Man: No Way Home” de Columbia Pictures (Sony Pictures vía AP).

¿Es la película -de superhéroes- del año? Es probable, porque aunque Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos -también de Marvel- pudo hacer mucho con menos, en este caso la épica y la espectacularidad harán parecer mucho más grande a Spider-Man. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad y, en este caso, fue usado con muchísima responsabilidad para un resultado explosivo. Al servicio de los fanáticos.

Alerta de poscréditos: hay que quedarse. Hay una escena antes de los créditos y otra más larga cuando ya terminaron.