El futuro que viene

0
98
el-futuro-que-viene

Aunque todavía tiene un partido pendiente, el que jugará esta noche ante Independiente con la chance de alcanzar su segundo subcampeonato nacional en cinco días, Talleres ya empezó a pensar en el día después.

Sin tiempo para lágrimas, el presidente Andrés Fassi le dio el puntapié inicial al futuro deportivo de la “T” apenas concluida la final de la Copa Argentina del miércoles pasado en Santiago del Estero. “El martes nos vamos a reunir con ‘el Cacique’ Medina”, anunció en el Estadio Único Madre de Ciudades, donde Boca se quedó con el festejo en los penales.

La continuidad del DT uruguayo, cuyo contrato vence el 31 de diciembre, es la prioridad para la dirigencia albiazul. “No va a ser el ‘Día D’. Seguramente las charlas entre el presidente y el entrenador se prolongarán un poco más”, señalan desde la entidad de barrio Jardín.

“Más allá de la predisposición de Talleres, hay que ver cuál es la propuesta de Medina. Nuestra intención es que continúe, pero si aparece una oferta de un club de Brasil o de Boca va a hacer muy difícil poder retenerlo”, anticipan.

En los últimos tiempos el nombre de Medina figuró en la agenda de Racing y también en una nómina de potenciales sucesores de Marcelo Gallardo en River. Y si bien corre desde atrás respecto a los otros candidatos que suenan para reemplazar al ‘Maestro’ Tabárez en el seleccionado uruguayo, en Montevideo se anuncia un inminente contacto “personal o vía zoom” entre ‘el Cacique’ y las máximas autoridades del fútbol charrúa.

“Lo ideal sería que el cuerpo técnico esté confirmado antes de las Fiestas”, apuntan en Talleres. Si bien se proclama la inexistencia de un Plan B, hay nombres que seducen para el caso de que el retorno al trabajo del plantel, en la primera semana de 2022, coincida con el inicio de un nuevo ciclo: Luis Zubeldía, el uruguayo Diego “Tornado” Alonso (con pasado en Pachuca de México) y Diego Flores, el actual DT de Godoy Cruz.

EL MÁS COTIZADO. La dirigencia albiazul considera “muy probable” la partida de Diego Valoyes al final de 2021.

Un club vendedor

En las negociaciones entre Fassi y Medina no sólo será importante el tema económico sino también el proyecto deportivo, un punto sobre el que ya hubo rispideces en un pasado no tan lejano.

En ese sentido, la principal autoridad de la “T” ya marcó la cancha al reiterar una de sus máximas de cabecera: “El objetivo del club es la sustentabilidad”. Su mano derecha en la entidad de barrio Jardín, el vicepresidente 1° Gerardo Moyano Cires, dobló la apuesta la semana pasada: “Talleres es un club vendedor”.

“Nuestro plan de desarrollo nos demanda generar un ingreso de $500 millones por transferencia de jugadores en los dos próximos mercados de pases”, precisó el secretario de Finanzas Rodolfo Onofri. La cifra coincide con el superávit que arrojó el balance del ejercicio julio 2020-junio 2021.

Las buenas campañas del equipo han puesto en la vidriera a varios jugadores de la “T” y la propia conducción albiazul admite que será muy difícil que el jugador más cotizado del equipo, el colombiano Diego Valoyes, permanezca en el club el próximo año.

Aunque todavía no llegaron ofertas formales, también hubo sondeos por Guido Herrera, Enzo Díaz, Nahuel Tenaglia, Juan Ignacio Méndez y Juan Cruz Komar.  

Tampoco hay definiciones sobre los dos préstamos que vencen dentro de un par de semanas: el de Mateo Retegui (Boca lo cedió sin cargo y sin opción pero se evalúa la posibilidad de renovar el vínculo) y el de Carlos Auzqui, cuya opción de compra fue fijada por River en US$ 2,5 millones.

Este asunto, al igual que la situación de los 16 futbolistas que estaban cedidos y deben volver al club, formará parte del temario de evaluaciones deportivas que deberán realizar el presidente, el cuerpo técnico y la coordinación de inferiores a cargo de Julián Tartaglia y Maximiliano Salas.

PERRO VERDE. Carlos Auzqui rindió con la camiseta de la “T” pero su pase tiene una alta cotización en dólares.

¿Cierran los números?

Más allá de que no estaban contemplados en la previsión de ingresos de 2022, los US$ 3 millones que Talleres cobrará por participar en la fase de grupos de la Copa Libertadores -equivalentes al 40% del presupuesto anual del club- serían destinados a los gastos de logística del torneo internacional y para “mantener un plantel competitivo en un año que será exigente”.

La apuesta dirigencial es que las transferencias de futbolistas sigan siendo el principal ingreso de la tesorería y en este sentido se habla de la necesidad de recaudar no menos de U$S 2,5 millones antes de julio de 2022.

También se tratará de incrementar el ingreso por socios (“el objetivo es un Kempes lleno”, dicen en alusión al aforo de 57 mil espectadores del estadio mundialista) y actualizar el canon por derechos de TV. Por este rubro la “T” percibe de la Liga Profesional un monto anual de $240 millones.   

También te puede interesar