Quién es Fernando Gayoso, el héroe silencioso detrás de las atajadas de Rossi en la Copa Argentina

0
147
quien-es-fernando-gayoso,-el-heroe-silencioso-detras-de-las-atajadas-de-rossi-en-la-copa-argentina

La noche del miércoles, Boca no tuvo su mejor partido ante Talleres pero con un hombre menos logró aguantar el partido y lo llevó hasta la definición por penales, donde no perdonó y se impuso para consagrarse en una nueva edición de la Copa Argentina. La tanda de los doce pasos fue muy disputada, y el Xeneize logró quedarse con el título gracias a una solitaria atajada de Agustín Rossi, quien nuevamente se destacó como la figura del elenco de La Ribera.

Esta no es la primera vez en la que el arquero de Boca se pone la ropa de héroe a la hora de estas definiciones: en esta Copa Argentina fue fundamental en tres cruces. En primera instancia, el arquero se lució al taparle un tiro a Julián Álvarez en el encuentro de octavos de final contra River, luego se hizo gigante frente a Leandro Marín para derrotar a Patronato en cuartos y ahora repitió contra la T.

Pero las atajadas de Rossi no son producto del azar o de la intuición ocasional del arquero. El 1 se convirtió en un especialista, y un gran responsable de esto es el entrenador de arqueros Fernando Gayoso, el socio ideal para este tipo de eventualidades que son las definiciones por penales. Un video con una cámara exclusiva de TyC Sports lo muestra indicándole a Agustín hacia qué lado iba a ir cada remate, anticipándose con una eficacia asombrosa.

Rossi, un arquero cada vez más calificado para las definiciones desde el punto penal. (Fotografía: AFP)

En julio de este año, Gayoso saltó a la fama después de quedar involucrado en el violento episodio que Boca vivió en Belo Horizonte, cuando fue eliminado de la Copa Libertadores a manos de Atlético Mineiro, en medio de un escándalo. Su nombre aparece en la lista de sancionados por la Conmebol: fue suspendido por dos partidos (que deberá cumplir en 2022) y recibió una multa de 15 mil dólares.

Pero más allá del altercado que sufrió en el Mineirao, la historia del entrenador de arqueros con el Xeneize lleva varios años de mucho éxito, ya que este es su segundo ciclo en la institución azul y oro.

“Para desempeñar el cargo de entrenador de arqueros es muy importante haber pasado por el arco y conocer bien lo que es un vestuario”, decía Gayoso en una entrevista con un portal dedicado a Tigre, club que lo tuvo trabajando en 2012.

Agustín Rossi y su atajada ante Fértoli, la única diferencia en la noche de Santiago del Estero y significó un nuevo título para Boca. Foto: Nicolas Aguilera / AFP.

Flaco y de brazos largos, con buenos reflejos y un vuelo acrobático que lo hacía revolcarse imitando al estilo del Loco Gatti (tiene un look similar), Gayoso se probó como arquero en las inferiores de Vélez, donde dio sus primeros pasos como profesional entre 1987 y 1990. Su carrera luego se volcó hacia el fútbol de ascenso, con una trayectoria que lo tuvo por All Boys, Deportivo Armenio, Almirante Brown, Lamadrid, Tristán Suárez y un paso por el fútbol chileno, en el Osorno. Tras su retiro se volcó a la docencia en el puesto que marcó su vida, y otra vez fue el Fortín la institución elegida para el inicio.

Allí trabajó hasta 2007, desempeñándose a la par de todo tipo de entrenadores, entre ellos Miguel Ángel Russo, con quien volvería a juntarse en Boca. Y le tocó moldear o aconsejar a varios referentes del puesto, como el legendario José Luis Chilavert y un ascendente Marcelo Barovero.

En el año 2014, Gayoso llegó a Boca y de la mano de Rodolfo Arruabarrena, quien lo conocía por su trabajo en Tigre. El exarquero fue parte del cuerpo técnico del Vasco hasta febrero del 2016, cuando el DT fue apartado del cargo cediéndole su cargo a Guillermo Barros Schelotto. Y Gayoso pasó a Racing, donde bajo las órdenes de Eduardo Coudet fue clave en la búsqueda y adaptación de Gabriel Arias, además de formar a los jóvenes Juan Musso y Chila Gómez.

En 2020, Gayoso volvió a Boca de la mano de Russo y con la gestión de Riquelme y Ameal. Tres meses después, con aquel gol de Tévez ante Gimnasia y con Diego Maradona en cancha, llegó el primer título de los tres que levantó en estos dos años.

En lo individual, Gayoso comenzó trabajando con un equipo de arqueros que no contaba con la presencia de Rossi sino con un Esteban Andrada que se destacaba y era considerado como titular indiscutido. Sin embargo, el regreso de Rossi al Xeneize después de un breve paso por Lanús supuso una mayor competencia en el arco de Boca.

Battaglia decidió apostar por la continuidad de Gayoso, y su figura ya está dando resultados.

Con la salida de Andrada al fútbol mexicano, Rossi terminó de sellar su titularidad. Desde entonces, el 1 y Gayoso trabajan a la par, y se pudo ver un gran progreso en el arquero, que incluso llegó a tener una posibilidad en la Selección Argentina al ser convocado por Scaloni para disputar una fecha de Eliminatorias.

“La verdad que la evolución que tuvo fue increíble, sobre todo en lo que tiene que ver con el arco y en la parte física. Siempre va mejorando en todo lo que puede. Nadie duda de las condiciones que tiene, por eso está donde está”, explicó Gayoso en dialogo con Olé, hace apenas algunos meses y después de que el arquero fuese citado al combinado nacional.

Rossi se hace fuerte en los tiros desde los doce pasos, y Boca goza de seguridad en el arco. (Fotografía: Marcelo Rolland / Los Andes)

Desde que Rossi trabaja junto a Gayoso, el Xeneize disputó seis tandas de penales, de las cuales Boca se quedó con la victoria en cuatro oportunidades. El arquero fue clave y su figura se agiganta al recordar que en dos de ellas eliminó al River de Marcelo Gallardo.

Rossi se se impuso en ambas definiciones ante el Millonario, así como también en los encuentros contra Patronato y Talleres por Copa Argentina. El Xeneize no lograría avanzar en sus partidos frente a Racing, por la Copa de la Liga, y Atlético Mineiro, por la Libertadores. Yendo a los números globales, a Rossi le patearon 26 penales y logró contener 6 de estos disparos, siendo el duelo ante los brasileños el único en el que no pudo atajar ningún penal.

Boca superó a Talleres en los penales, y se quedó con una nueva edición de la Copa Argentina. (Fotografía: Nicolas Aguilera / AFP)

De esta manera, no solo sigue creciendo la figura de Rossi, que sigue sumando crédito en el arco de Boca, sino que además se destaca la labor de un Gayoso, asistiendo a sus dirigidos y estudiando a los pateadores rivales. Un héroe silencioso detrás de las atajadas del arquero que fue la gran figura de la Copa Argentina, el título 71 en la historia de Boca, nada menos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA