De Leonado Ponzio y Javier Pinola a los demás referentes: qué será de los líderes del plantel de River

0
103
de-leonado-ponzio-y-javier-pinola-a-los-demas-referentes:-que-sera-de-los-lideres-del-plantel-de-river

En River hay un manual de conducta que se sigue a rajatabla. Que baja de la cabeza de su líder, Marcelo Gallardo, y sigue desde sus ayudantes hasta los utileros, pasando por los referentes del plantel, los de edad intermedia y los más jóvenes. Nada se sale de su lugar. Y hay un trabajo interno que ayuda a que todas las piezas no se corran de su rol, no se desenfoquen ni se mareen. En ese sentido es fundamental el aporte de los experimentados Leonardo Ponzio (39), Enrique Bologna (39), Germán Lux (39), Javier Pinola (38), Jonatan Maidana (36), Enzo Pérez (35), Franco Armani (35) y Milton Casco (33).

“Somos un conjunto de personas que nos trasladamos en una manada desde hace muchos años. Vamos todos por el mismo lado, por el mismo objetivo. Acá no hay ‘te regalo a vos, te regalo a mí’. Nos regalamos todos juntos y nos comportamos como un gran equipo de trabajo, que convivimos acá y la pasamos bien en el predio de Ezeiza o cuando vamos a jugar cada partido. Somos un todo”, destacó Marcelo Gallardo.

El mensaje que baja el Muñeco está pensado desde ciertos valores. El técnico considera que River es una gran familia con la lógica de una manada que se mueve para todos lados en bloque y se ayuda entre sí. Y la apuesta principal es por el trabajo. Por eso, los entrenamientos son muy intensos y se toman como si fueran partidos. Nadie se puede relajar ni un minuto a la hora de estar en el campo.

La manera de trabajar no solo tiene que ver con lo que pasa en la cancha. También hay una forma de ser fuera de ella. Y ahí aparecen los roles de los más grandes, los que sostienen el funcionamiento del modelo Gallardo. Y tiene que ver con la creación de vínculos internos, el acercamiento a los hinchas y socios del club, el estar dispuestos para acciones sociales de la institución, estar en todos los detalles, alejarse de declaraciones rimbombantes y mantener la armonía grupal.

En ese sentido, hay dos jugadores que están a la cabeza. Son Leonardo Ponzio y Javier Pinola, el capitán y el subcapitán. ¿Qué será de sus futuros?

Pinola y Ponzio, en un Superclásico ante Boca por la Superliga 2018. Foto JUAN MABROMATA / AFP

Ponzio se va a retirar. Ya lo había anunciado a principios de 2021. Y, cerca de cumplir 40 años, el mediocampista ratificó que va a colgar los botines. “A este deporte no le puedo pedir más nada, me dio todo. Estoy disfrutando y llegó el final y hay que saber cuándo llega ese momento y creo que es este”, reconoció el santafesino después de la obtención de la Liga local, su título 16 con River, que lo convirtió en el más ganador de la historia junto a Angel Labruna.

El León, de todos modos, seguirá vinculado a River. La idea de la dirigencia es darle un lugar dentro de la nueva secretaría técnica que se va a conformar para acompañar a Enzo Francescoli, quien seguirá siendo el manager.

Por su parte, Pinola quiere permanecer en la cancha un tiempito más. “Yo quiero seguir jugando seis meses o un año más. Voy a hablar con los dirigentes y veremos qué piensan ellos y qué me ofrecen”, afirmó el marcador central. Eso sí, no quiere continuar en cualquier lado. “Voy a seguir jugando si River me lo permite. Si no, no”.

El defensor, con 38 años (en febrero cumplirá 39) tiene el deseo de poder terminar su carrera en buenas condiciones. “Después de los problemas que tuve este año, con las fracturas en el brazo, quiero jugar un año más y estar tranquilo, sin lesiones y poder estar disponible para el equipo”. Al igual que Ponzio, una vez que finalice su etapa de jugador, sea ahora o en diciembre del año que viene, también lo espera un lugar en la secretaría técnica.

Ponzio y Pinola, los capitanes de este plantel de River campeón, fueron los que marcaron el rumbo adentro de la cancha. Los que jamás pusieron mala cara cuando nos les tocaba entrenar. Cuentan que, generalmente, eran los primeros en llegar y los últimos en irse de los entrenamientos. Y los primeros en la fila a la hora de correr. El destino los puso juntos en la cancha el día de la definición, contra Racing. Cumplieron. Y ahora disfrutan. Uno –Ponzio- le pondrá final a su carrera después de la final por el Trofeo de Campeones que River jugará a mitad de diciembre contra Colón. El otro –Pinola- quiere seguir jugando un año más. Ambos ya hicieron historia.

Los símbolos celebran un gol en el polémico partido ante Independiente por la Libertadores 2018, cuando Pinola cometió un penal que era para expulsión y no fue sancionado. Foto REUTERS/Marcos Brindicci

Los otros referentes

De los referentes de River, los que más tuvieron protagonismo durante el campeonato fueron Franco Armani, Enzo Pérez y Milton Casco. El arquero, valla menos vencida y determinante con atajadas clave durante el campeonato, tiene contrato hasta junio de 2023 y su idea es seguir ocupando el arco “Millonario”. Sus objetivos no solo son en blanco y rojo. También, en celeste y blanco. El casildense buscará estar en el Mundial de Qatar. Hoy es uno de los arqueros que siempre está en cada convocatoria de Lionel Scaloni.

Enzo Pérez, en tanto, también fue muy importante en la conquista del fútbol local. Fue la voz de Ponzio y Pinola adentro de la cancha, desde donde guió a los más jóvenes. Tiene contrato hasta mitad de 2023 y seguirá vistiendo la banda roja. En febrero cumple 36 años y lo apuntan como “el nuevo Ponzio” en el plantel.

Casco se ganó la etiqueta de referente desde el silencio. Con un trabajo continuo y constante. Una vez más se ganó el puesto que había perdido con Fabrizio Angileri. Lleva más de seis años en River, fue multicampeón con Gallardo y ya dijo que quiere seguir jugando en el club hasta el día que se retire.

En tanto, Jonatan Maidana volvió a principios de este año con la intención de terminar su carrera en River. Guerrero de mil batallas, a los 36 años, el marcador central arregló un contrato de un año, con opción a renovar por otro más. Y su intención es seguir una temporada más. Con 14 títulos, alcanzó la línea de Adolfo Pedernera y está a dos de Angel Labruna y Leonardo Ponzio, los más ganadores.

Por su parte, Enrique Bologna y Germán Lux son “muy positivos” para el grupo. Así los calificó más de una vez Gallardo. Le cuidan las espaldas a Armani y apuntalan a los más jóvenes. A los dos arqueros se les vence el contrato a fin de este año y tienen que charlar con la dirigencia antes de definir su futuro. Al tener en cuenta que surgió de la cantera de Núñez, a Poroto, si se retira, es posible que le ofrezcan un lugar como entrenador de arqueros, ya sea dentro del plantel profesional o en las Inferiores.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA