16 C
Santiago del Estero
HomeEspectáculosGraciela Alfano recordó su encuentro íntimo con Rodrigo Bueno: “Se me frieron...

Graciela Alfano recordó su encuentro íntimo con Rodrigo Bueno: “Se me frieron las neuronas”

En Mañanisima (Ciudad Magazine), Graciela Alfano recordó con detalles el encuentro íntimo y fogoso que tuvo con el recordado cantante Rodrigo Bueno, luego de hacer una tapa para la revista Gente. El comentario salió a la luz después de que Beto Casella rememorara el momento del flechazo, ya que él estaba presente porque era el director de la publicación.

El periodista había comentado que vio a la exvedette teniendo sexo con el cuartetero. “Yo la vi a Grace hacer el amor. ¿Lo cuento? Yo editaba notas en la revista Gente, en el 98, y propuse hacer la tapa ‘El Potro y la Potra’. Yo estaba ahí con el grabadorcito. El Potro estaba en calzoncillos y Grace solo con bombacha”, recordó al aire de Socios del espectáculos (eltrece).

Leé también: Beto Casella contó que vio a Graciela Alfano y a Rodrigo Bueno teniendo sexo: “Fue una cosa linda”

Qué dijo Graciela Alfano sobre El Potro Rodrigo

Entrevistada por Carmen Barbieri, Graciela Alfano irrumpió en la pantalla de Ciudad Magazine. “Esto no estaba preparado”, dijo la conductora de Mañanísima. Fue justo luego de que hablaran sobre las declaraciones del ex CEO de Magenta Discos, quien aseguró que el músico fue asesinado.

“Se fue y nos dejó su música. Siempre el éxito molesta a algunos”, reflexionó la panelista de Socios del Espectáculo. Entonces, tanto Barbieri como sus panelistas, Pampito y Estefi Berardi, le preguntaron por su cercanía al Potro.

Graciela Alfano y Rodrigo Bueno tuvieron sexo frente a Beto Casella. (Foto: Gente)

“Beto Casella contó lo de la tapa de ‘El Potro y la Potra’. La generó él. Era el jefe de la revista, el director. Yo estaba en ropa interior, él sin camisa y nos íbamos sacando cosas. Dijo que a mí me gustan las cosas multitudinarias, lo cual es cierto: yo comparto y el que quiere, que entre. Pero, en este caso, no. Era una cosa entre él y yo”, explicó.

Alfano dijo que en un momento, la maquilladora, el fotógrafo, el peinador los dejaron solos. “Dijo Beto que se iba todo el mundo. Él se quedó porque era el director de la revista. De pronto se encontró con que había unos soniditos. Yo no sé qué digo. Cuando miento sí, pero cuando no, no. Entonces va Beto y mira. Y dijo que éramos dos personas plásticas y se quedó voyeureando. No sé lo que hizo con su propio cuerpo”, lanzó.

“El Potro y la Potra”, la famosa tapa de Gente que protagonizaron Rodrigo y Graciela Alfano. (Foto: Gente)

“¿El sexo fue antes o después de la foto?”, buscó saber Pampito. “Fue después. Yo creí que hervía. A mí, literalmente, se me frieron las neuronas”, respondió la actriz. “A él, ¿por qué le decían El Potro?”, interrogó Berardi.

“Ay, ¿qué pregunta esta nena? Por favor, me pone nerviosa”, intervino Barbieri. “Por ejemplo, ¿por qué le dicen la cotorra a la cotorra? Porque charla sin parar. Y Potro, porque los potros pican rápido. Tiene fuerza… Y sí, enorme, olvidate”, cerró Alfano, con honestidad brutal.

El romance de Graciela Alfano con el Potro Rodrigo

En 2021, Alfano reveló que salió con el ídolo cuartetero durante tres meses. Fue un romance breve del que había muchos rumores pero pocas confirmaciones. En ese entonces él tenía aproximadamente 27 años y ella 47.

Rodrigo Bueno y Graciela Alfano durante la producción de fotos de la revista Gente. (Foto: Gente)

“Estaba sola, pero yo nunca estuve sola… No es que estuve con alguien. La fidelidad no es mi fuerte: aun cuando estaba sola, no es que había uno. Yo soy gauchita y abro mi corazón. ‘Probamos con éste, éste me gusta para una cosa, éste para la otra’. Así soy”, se definió.

Libre de prejuicios, la exvedette sostuvo que para ella no era un problema la diferencia de edad. En esa charla, Grace recordó que en ese entonces, el músico no se veía con Patricia Pacheco, con quien había tenido a su hijo Ramiro.

Leé también: Graciela Alfano reaccionó a los piropos de Andrés Nara y ya se imagina como madrastra de Wanda

Uno de los encuentros sexuales que tuvieron fue en un cuarto de la casa de Jorge Ibáñez, que los encubría para evitar que la prensa los descubriera. Si bien nunca dieron un paso más en el vínculo, se consideraban muy buenos amigos con derecho a roce.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS