18.5 C
Santiago del Estero
HomeEconomíaPor la guerra y los cupos, las estaciones de servicio denuncian que...

Por la guerra y los cupos, las estaciones de servicio denuncian que falta gasoil en los surtidores

Por la disparada de los precios de los combustibles y la escasez de oferta, las estaciones de servicio aseguran que empezaron a experimentar problemas de abastecimiento en las últimas semanas a lo largo y ancho del país y advierten por la falta de gasoil en surtidores, lo que llevó tanto a mayoristas como a las expendedoras a fijar cupos para la venta del derivado del petróleo.

La Argentina produce un 70% del gasoil que se consume a nivel local y el resto lo importa. Sin embargo, la suba de su precio internacional, muy por encima de su valor doméstico, conocido como barril “criollo”, habría llevado a las refinerías a limitar las importaciones para reducir las pérdidas y establecer cupos para venderlo a las estaciones de servicio.

Todas las estaciones de servicio estan teniendo cupos, fundamentalmente con los productos premium, los que determinadas empresas petroleras para complementar el mercado local tienen que importar. Atento a disparada del Brent, obviamente importar gasoil como nafta de primera calidad el costo es mucho mayor, con lo cual no lo están trayendo y está notándose el faltante”, dijeron desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina (CECHA).

Según los cálculos de la entidad, la mitad de las estaciones de servicio asociadas están trabajando con un abastecimiento de 250.000 litros de gasoil en promedio, un nivel inferior al punto de equilibrio estimado en torno a 315.000 litros. Por las restricciones, las expendedoras aseguran que pueden llegar a estar sin stock durante dos o tres días a la semana.

Los estacioneros aguardan una reunión con el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y al ministro de Economía, Martín Guzmán, para solicitarles un ajuste superior al que habilitó el gobierno a través de YPF, cuando en marzo aumentó un 9,5% promedio las naftas y el 11,5% promedio en los premium, el segundo incremento en 2022.

En las estaciones de servicio de YPF de la Ciudad de Buenos Aires, el gasoil súper subió de $93 a $103,2 y el gasoil premium pasó de $113,4 a $128,1. Las ciudades de frontera, como en Mendoza y Misiones, son las más afectadas por la demanda desde los países vecinos. Pero desde el gobierno niegan que haya faltantes y aseguran que es una estrategia de “lobby”.

En abril, comienza la cosecha de soja y maíz y el consumo de gasoil se duplica en el campo, a lo que hay que sumar la demanda en la industria. En el canal mayorista, los precios no están regulados por lo que los incrementos son superiores, lo que generó también la reacción de productores agropecuarios y transportistas.

“Cerca de un 30 por ciento del combustible se importa y como el precio internacional está a casi US$ 105, la diferencia con el barril criollo (US$ 60.) hace que las compañías petroleras importen menos y ese es un motivo del faltante de gasoil”, sostuvo Hugo Cavallero, titular de la Federación expendedores combustible de la República Argentina (FECRA).

En el sector petrolero, las operadoras sostienen que el abastecimiento es “normal”, aunque reconocen que hay restricciones en las importaciones porque el mundo está “corto” de oferta debido a la guerra y las sanciones a Rusia impuestas por la OTAN, pero también por el impacto sobre los precios. Y aseguran que varias refinerías operan al 85%, casi al límite de su capacidad.

Las presiones de las estaciones de servicio choca con la preocupación del gobierno por una inflación que en marzo podría llegar al 6% mensual y suma tensiones a la interna. Hace 10 días, el secretario de Energía, Darío Martínez, reclamó mayores subsidios al alertar que los que le habían asignado no alcanzaban para cubrir la importación de gas natural, gas licuado y gasoil.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS