18.5 C
Santiago del Estero
HomeEspectáculosVikingos: Valhalla cumple las promesas de acción e intrigas y le agrega...

Vikingos: Valhalla cumple las promesas de acción e intrigas y le agrega romance

Luego de la exitosa serie Vikingos, llega su continuación Vikingos: Valhalla por la plataforma Netflix.

Ambientada en el siglo XI, es decir, cien años después de la primera serie, esta nueva entrega se destaca por su buen ritmo y un entramado que conjuga los conflictos armados con la religión y las intrigas presentes a lo largo de esta historia.

En efecto, combates entre ejércitos y luchas de unos contra otros sumado a la aparición del cristianismo que, con la fuerza de toda nueva religión, harán sucumbir poco a poco, las creencias paganas, sin olvidar ese toque romántico que endulza esta trama de acción pura.

Vikingos: Valhalla, mucha acción en la nueva serie de Netflix.

Cómo es y quiénes la hacen

Este spin-off de Vikingos, creado y producido por Michael Hirst tiene guión de Jeb Stuart, aunque esta función está compartida con Hirst.

La serie de ocho episodios tiene tres personajes principales: Leif Eriksson (Sam Corlett), su hermana Freyduis Eiriksdottir (Frida Gustavsson), ambos hijos del famoso vikingo Erik “El Rojo” y Harald Sigurdsson (Leo Suter), rey de Noruega y un correlato histórico con algunas licencias, como la reina negra de Kattegat, Jarl Katton, interpretado por la cantante de jazz, Caroline Henderson.

Antes, un dato: en la cosmogonía Vikinga, Valhalla es el lugar donde van los guerreros muertos elegidos por el dios Odin, que prepara su ejército para la guerra del fin del mundo.

Freyduis Eiriksdottir (Frida Gustavsson), en “Vikingos: Valhalla”, la serie de Netflix.

Desde el primer capítulo se revelan dos conflictos que darán sustento a Vikingos: Valhalla, y que generan un nivel de tensión permanente a lo largo de esta historia. A saber: vikingos contra sajones y la cristianización del mundo pagano, un proceso muchas veces violento, que genera la reacción de un pueblo apegado a sus creencias, ayuda a mantener un nivel de tensión a lo largo de la serie.

Comienzo con masacre

Comienza con la masacre de San Bricio, el 13 de noviembre de 1002, cuando el rey de Inglaterra Etelredo II (968-1014) (Bosco Hogan) mandó matar a todos los nobles descendientes de daneses (vikingos) en la isla. Un crimen que provocó en los vikingos la necesidad de vengar esas muertes en manos de los sajones y la toma de Inglaterra por el Rey Canuto (Bradley Freegard).

Los tres personajes centrales que detallamos arriba serán los protagonistas en cada uno de los episodios.

En “Vikingos: Valhalla”, de Netflix, hay escenas épicas.

Leif es groenlandés, excelente navegante e inteligente estratega que necesita ser reconocido y dejar de ser el hijo de El Rojo. Freydus tiene un perfil místico evidente, aunque la guía una sed de venganza luego de haber sido abusada por un vikingo cristiano. Y Harald, futuro rey de Noruega, busca vengar la muerte de su hermano en la masacre de San Bricio.

Un momento clave es la invasión vikinga a Londres, en agosto de 1013, cuando los guerreros, comandados por el rey Canuto, derriban el puente de Londres (suceso que derivó en la canción infantil El puente de Londres se está cayendo) y toman al joven rey Edmundo (Louis Davison) y así cae el reino sajón.

El papel de intrigante de Earl Godwin (David Oakes), la lucha de las reinas Emma de Normandía (Laura Berlin) y Aelfgifu de Dinamarca (Pollyanna Mcintosh) por el control de Inglaterra y la fiebre de ambición de Olaf Haraldsson (Jóhannes Haukur Johannesson) enriquece sin duda la trama que pasa de la costa inglesa a la noruega.

Las actuaciones son correctas dentro de la medianía general, con situaciones previsibles y un sinfín de frases grandilocuentes ayudan a darle a esta historia ese carácter épico que pretende, pero no siempre consigue. La producción es generosa en vestuarios de un imaginativo glamour para una época tan asilvestrada.

A pura acción: Vikingos: Valhalla, la serie de Netflix ya estrenada.

El cierre de la serie, con la momentáneamente exitosa invasión de dos violentos clanes cristianos a Kattegat tiene fuerza y ritmo con un desenlace inesperado que promete una necesaria continuación.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS