14.9 C
Santiago del Estero
HomePolíticaTras su pelea con Alberto Fernández, Máximo Kirchner suma espacios en el...

Tras su pelea con Alberto Fernández, Máximo Kirchner suma espacios en el PJ bonaerense con la mira en 2023

En política las formalidades también poseen valor simbólico y no deben descuidarse. Máximo Kirchner es desde fines de 2021 presidente del PJ de la Provincia de Buenos Aires y comenzó a construir la consolidación de un liderazgo sin eludir los pasos institucionales.

En las últimas horas el peronismo bonaerense armó las listas para conformar los consejos municipales en los 135 distritos y todos se alinearon con el mandato que impuso el ahora ex presidente del bloque de diputados del Frente de Todos: unidad, incorporación de dirigentes de La Cámpora para la presidencia del partido y –de ser posible- evitar internas.

Así, los 70 intendentes oficialistas tendrán el “unicato” en sus territorios: serán, además de los jefes comunales y los presidentes del PJ. No habrá competencia interna en los comicios de renovación de autoridades previstos para el 27 de marzo.

Mayra Mendoza (Quilmes); Federico Achabal (Pilar), Alberto Descalzo (Ituzaingó) o Julio Pereyra (Florencio Varela) conducirán las estructuras partidarias en sus comunas. También otros referentes que asoman sin competencia y están en otros cargos relevantes como los ministros nacionales Gabriel Katopodis (San Martín), Juanchi Zabaleta (Hurlingham) o Jorge Ferraresi (Avellaneda).

Máximo Kirchner con Martín Insaurralde, jefe de Gabinete porteño, con quien comparte el armado en el PJ de la Provincia.

No resultó fácil amalgamar todos los sectores internos en esas nóminas únicas que se conformaron. Los dirigentes de La Cámpora escalaron posiciones y ubicaron futuros jefes del PJ en varios municipios. Fue esa también la decisión que se acordó en la reunión de Kirchner hijo y los referentes de toda la provincia, que se realizó el lunes pasado en la residencial del presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín.

La táctica se repite en la conducción partidaria. Prevalecen los acuerdos por sobre la posibilidad de competencia interna. Había ocurrido con el armado de las listas para las elecciones de septiembre. Entonces, Máximo y el kirchnerismo digitaron el armado de las nóminas.

Después de la inesperada derrota de las PASO atribuyeron a esa determinación uno de los motivos de la caída. “La diferencia es que ahora nadie quiere ir a una interna. Todos se posicionan para negociar, pero después no es fácil salir a competir”, explicó un puntero con muchas negociaciones en su mochila.

La competencia partidaria quedará para algunos distritos donde el intendente no es peronista. Por caso en Mar del Plata, donde la camporista Fernanda Raverta (jefa del ANSES) tendrá que compulsar con un armado del PJ tradicional. Pero en otros municipios de JxC, como San Isidro, Vicente Lopez o La Plata hubo listas “de unidad”.

Además de las autoridades partidarias locales, el 27 se elijen los congresales al PJ provincial. Es el órgano de gobierno que dispone. Es el respaldo que necesita el hijo de la vicepresidenta para sostener el timón de mando.

El año pasado, el líder de La Cámpora asumió el PJ con el apoyo de los intendentes del GBA y con algún conato de rebelión interna, que encabezó el alcalde de Esteban Echeverría, Fernando Grey.

Aunque llevó un planteo de impugnación de la designación de Kirchner, el reclamo de Grey no alcanzó para evitar que el diputado nacional sea elegido en un congreso virtual y que pudiera asumir el 21 de diciembre.

Alejado del presidente Alberto Fernández luego de su renuncia a la jefatura del bloque por disidencias en la negociación con el FMI, Máximo se recuesta sobre la estructura del peronismo provincial. Asociado a Martín Insaurralde –jefe de Gabinete de Axel Kicillof- diseña desde allí su futuro político y el de su organización, La Cámpora.

No está claro cuál sería su objetivo. La relación con el gobernador provincial tampoco tiene todos los lazos unidos. Hay fisuras. La estructura que soporta su liderazgo se amplía a partir de la ocupación de cargos y espacios en el Estado.

Formalizar las conducciones en 135 distritos le garantiza la selección de dirigentes para las candidaturas a intendente y otros cargos electivos. Lo mismo con el PJ provincial.

“El mensaje que dimos en el cierre de listas es que el peronismo sigue unido, aún con las diferencias internas. Y que es el único camino para preservar el Frente de Todos”, explicaban los apoderados este viernes horas después de presentar los avales en la sede partidaria.

La Plata (Corresponsalía)

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS