Argentina y Reino Unido siguen sin acuerdo por los vuelos a Malvinas y crece la ansiedad en las islas

0
83
argentina-y-reino-unido-siguen-sin-acuerdo-por-los-vuelos-a-malvinas-y-crece-la-ansiedad-en-las-islas

Argentina y el Reino Unido siguen sin ponerse de acuerdo sobre los vuelos a las Malvinas. Es uno de los puntos más sensibles del conflicto por la soberanía de las islas. La agenda por los 40 años de la guerra, que se cumplen en abril de 2022, complejiza además cualquier entendimiento, teñidos de política y pasión.

Según pudo constatar este diario, los kelpers siguen rechazando la propuesta del Gobierno para que Aerolíneas Argentinas u otra empresa de bandera nacional sea la que los ayude a contar con al menos uno de los dos vuelos charters que dijeron necesitar en Malvinas para este verano.

Sin lazos aéreos con Sudamérica desde 2020 cuando se cerró gran parte del tráfico internacional, los isleños pidieron autorización al gobierno de Argentina para que uno o dos vuelos volaran entre Chile y Mount Pleasant, la  base británica y aeropuerto de las islas.

Ahora, en un intento de esquivar la contrapropuesta del kirchnerismo, los isleños retomaron con ansiedad las conversaciones con Latam, la empresa chilena que unía Sudamérica con Mount Pleasant. Hasta 2020 tuvieron dos rutas semanales, una desde Punta Arenas, Chile y otra desde San Pablo, Brasil. Ambas hacían escala una vez al mes, la primera en Río Gallegos, la segunda en Córdoba. Desde 2020 sólo están con vuelos irregulares al y desde el Reino Unido. 

Esos charters necesitan autorización de la Argentina porque tienen que pasar por el espacio aéreo nacional. Y desde hace meses sienten la presión de trabajadores extranjeros y chilenos que tienen familia en Sudamérica y quedaron varados cuando Latam dio de baja su histórica ruta de 1999. Esta es la que unía semanalmente Santiago de Chile, y Punta Arenas con Mount Pleasant.

En las últimas horas se conoció el mensaje navideño de Boris Johnson a los kelpers. Prometió mantenerlos bajo administración británica mientras ellos lo deseen y disparó ironías hacia la Argentina. No hay cambio algunos en la posición de Londres frente al kirchnerismo, que también endureció el discurso y aprovecha la insólita incomunicación de los kelpers con el continente. 

Semanas atrás, el canciller Santiago Cafiero sorprendió con un comunicado de prensa que decía lo siguiente: “En primer lugar, se propuso al Reino Unido la realización de dos vuelos humanitarios, a llevarse a cabo en los meses de diciembre y enero, desde el territorio continental argentino a las Islas Malvinas, con aerolínea de bandera argentina , a efectos de transportar residentes en las Islas Malvinas que necesiten viajar a otros destinos para atender trámites personales o visitar a sus familiares”.

Clarín supo de fuentes diplomáticas que los argentinos apostaron fuerte pero no pudieron avanzar. Ofrecieron Aerolíneas para que uniera además Mount Pleasant con Ushuaia. Seria histórico, un logro en diplomacia. Un fuerte golpe positivo en el sentimiento de la opinión pública continental. Pero no hubo respuesta afirmativa como nunca la hubo desde que se perdió la guerra en 1982.

Los isleños insisten en en que sea un charter privado a Chile y hace unos días emitieron un comunicado de prensa en que confirmó las conversaciones para que Londres pida “un vuelo charter para que los miembros sudamericanos de nuestra comunidad visiten a familiares y amigos durante la temporada festiva.” Y afirmaron que hay extranjeros residiendo en el archipiélago que tienen sus documentos personales vencidos y los deben actualizar.

En otro comunicado más actual informaron que retomaron las conversaciones para recuperar las rutas de Chile y Brasil. “Nuestra intención es trabajar para la reapertura de una o ambas rutas lo antes posible en el segundo trimestre del próximo año”. Lo “antes posible”, remarcaron Y señalaron que una vez que ello ocurra se necesita “un mínimo de tres meses para prepararse para la reanudación de los servicios”. Y dijeron que las discusiones continuarán con este objetivo en mente y se llevarán a cabo revisiones periódicas durante las próximas semanas y meses.

Clarín consultó en Latam qué harán estos vuelos. Mantienen conversaciones, pero anuncios no hay. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA