Martín Guzmán le reclamó más autocrítica al FMI: “El préstamo fue realmente absurdo y no se utilizó para nada bueno”

0
95
martin-guzman-le-reclamo-mas-autocritica-al-fmi:-“el-prestamo-fue-realmente-absurdo-y-no-se-utilizo-para-nada-bueno”

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el FMI reconoció en el informe publica este miércoles que el dinero que se le prestó a Argentina durante el gobierno de Mauricio Macri “se utilizó para pagar deuda que era insostenible a acreedores privados y para financiar la formación de activos externos“.

Y agregó: “Fue un préstamo realmente absurdo el que tomó el gobierno de Juntos por el Cambio, que no se utilizó para nada bueno. Va a costar mucho tiempo resolver el daño que Juntos por el Cambio hizo a la Argentina. Va a llevar más de una década”.

“Se gobernó para los mercados, no se gobernó para la gente”, sostuvo en una nueva crítica dirigida a la gestión de Macri.

En otro tramo de la entrevista en C5N, el ministro pidió más autocrítica del Fondo. “Hay una parte donde se necesita más autocrítica, pero reconoció que la plata se usó para pagar deuda insostenible a acreedores privados. Básicamente un salvataje a acreedores que habían entrado a hacer una apuesta en 2016. Y se usó para financiar la salida de activos externos”, remarcó.

Alberto Fernández y Martín Guzmán, con Kristalina Georgieva, en octubre pasado.

En el mismo sentido, agregó: “Creemos que le falta hacer una revisión mayor. Es necesaria una evaluación seria sobre si se cumplieron o no las normas, el estatuto del FMI. Se supone que no debería usarse un préstamo del FMI para financiar la salida de capitales. Y eso sucedió en la Argentina”.

Extendió sus objeciones a la necesidad de “un análisis más profundo” del organismo sobre “el ajuste fiscal” en tiempos de Macri.

“El mismo Fondo dice que el programa fracasó”, agregó, luego de señalar que el informe difundido por el organismo este miércoles “es un paso adelante” en el marco de las negociaciones que mantiene el Gobierno para refinanciar la deuda.

Sin embargo, señaló que algunos países miembros del FMI no son tan contundentes en la autocrítica. “El mundo es difícil y así le ha ido al mundo. A ese mundo difícil es al que nos han dejado expuestos“, señaló el ministro.

Luego el funcionario expuso una serie de gráficos sobre la deuda contraída por el país. Lo hizo de pie, al lado de una pantalla, como un panelista más del programa Minuto Uno.

Al repasar el calendario de vencimientos que debe afrontar el país, señaló: “¿Cómo pensó alguien que Argentina iba a ser capaz de pagar eso? Fue la irresponsabilidad absoluta de JxC de hacer un programa de espaldas al pueblo argentino. Hipotecaron el futuro de nuestra gente, nuestras familias”.

“En la negociación buscamos incluir una cláusula que diga que, si en el futuro el Fondo tiene un préstamo mejor, nos permita trasladar parte de la deuda que la Argentina tiene a un nuevo programa y poder distribuir los pagos en el tiempo”, adelantó el ministro.

También cuestionó a Macri por su frase sobre un arreglo rápido (“Si ganábamos, lo arreglábamos en cinco minutos”) y afirmó que el Gobierno busca mantenerse firme en la negociación con el FMI. “Negociar no es obedecer. Es defender con firmeza los intereses de la Argentina, de quienes nos desempeñamos y queremos tener más oportunidades en el país”, sostuvo.

Luego volvió a apuntar contra la oposición: “Va a tomar más de una década resolver las heridas de la deuda que le deja Juntos por el Cambio a la Argentina”.

Las críticas contra la oposición se extendieron al fracaso que tuvo el Gobierno para aprobar el Presupuesto 2022 en la Cámara de Diputados.

“Escuchaba a un gobernador (por Gerardo Morales) decir que lo que se hizo es irracional. Es irracional, absurdo por donde se lo mire. No hay argumento, la idea de que el gobierno quería tener más discrecionalidad no tiene fundamentos. Se decía que si había más recursos, a mitad de 2022 se mandaba una enmienda al Congreso. Eso no era excusa. Al contrario, ahora es el Gobierno el que tendrá que hacer toda la administración del presupuesto”, señaló Guzmán.

Sobre las consecuencias del rechazo opositor, afirmó: “No daña al Gobierno, daña a la Argentina. Y nos impide tener instrumentos para cuestiones muy importantes. Es el problema de oponerse por oponerse, en vez de oponerse por principios. Hay que actuar con sensatez, entendamos que somos una república y la política tiene que hacerse para la gente”.

El informe del FMI

Guzmán se pronunció luego de que el FMI publicara el informe técnico sobre el programa Stand By acordado por la gestión de Mauricio Macri, por el que desembolsó al país US$ 42.844 en 2018.

En el reporte, que demandó 16 meses, el Fondo reveló que el programa que el organismo otorgó a la Argentina tuvo “riesgos sustanciales para el FMI”.

El programa “no cumplió los objetivos de restablecer la confianza en el ámbito fiscal y la viabilidad externa, fomentando al mismo tiempo el crecimiento económico”, dijo el informe.

Señaló, además, que el Stand by “representaba riesgos financieros sustanciales para el FMI, que aumentaron con la ampliación y más acceso anticipado” que se aprobó posteriormente.

El Gobierno quería que este informe se diera a conocer antes de cerrar un nuevo programa con el Fondo. El oficialismo asegura que el préstamo violó los estatutos del Fondo y se mal utilizó en pagar deuda insostenible y en financiar salida de capitales.

Pago y caída de las reservas

Las declaraciones de Guzmán llegan también horas después de que el Gobierno nacional le pagara US$ 1.855 millones al Fondo, en concepto de vencimientos del monto que le otorgó el organismo a Macri en 2018.

Se trata de un desembolso que la Casa Rosada intentó evitar, pero que fue inevitable ante las demoras en las negociaciones con el FMI.

Con este pago, las reservas brutas del Banco Central cayeron a su nivel más bajo desde febrero: unos US$39.300 millones. Según estimaciones privadas, las reservas netas o disponibles (no contabilizan encajes y el swap con China), habrían colapsado a US$ 3.000 millones o incluso en terreno negativo.

Las negociaciones con el FMI fueron uno de los asuntos que trató el ministro en una reunión con empresarios, este miércoles en el Palacio de Hacienda.

El encuentro fue con representantes de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). Allí, el funcionario nacional destacó los indicadores de “recuperación económica” en la Argentina y señaló a las conversaciones con el Fondo como “la principal tensión” externa.

“La economía financiera hoy va por un carril distinto que el de la economía real, la economía se ha ido acomodando a pesar de lo que ocurre en el frente financiero”, dijo Guzmán.

Sobre la búsqueda de un acuerdo, el ministro explicó que “la principal tensión que tenemos en el frente externo es el FMI”. Y graficó la aspereza del diálogo: “Estamos llevando a cabo una negociación de un Estado Nación con más de 190 Estados Nación”.

En ese sentido se pronunció José Urtubey, integrante de la Comisión Asesora del Instituto de Educación y Productividad en Argentina de OEI. “Debe darse un acuerdo sostenible y no de ajuste con el Fondo”, indicó, en sintonía con el tono del Gobierno.

Catarata de tuits oficialistas con un video preparado

Mensajes casi calcados. Y se dice que casi porque apenas estuvieron diferenciados por algunos signos de puntuación o tildes equivocadas. El resto, fueron las mismas palabras, tratando de emitir el mismo mensaje. Fue llamativo lo que sucedió tras el informe del FMI, con la concatenación de publicaciones que realizaron en redes sociales funcionarios y referentes kirchneristas.

Comas más, puntos menos, el texto que se reflejó en cuentas como la del jefe de Gabinete, Juan Manzur; o la del ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, fue la siguiente: “El Fondo Monetario Internacional nos dio la razón, la deuda irresponsable tomada por el gobierno anterior puso en riesgo al país y el programa económico de Macri fracasó”. El hashtag #DeudaIrresponsable acompañó varias fotocopias virtual.

En ambas cuentas -como en otras-, además del mensaje escrito se sumó un spot de obvia producción previa. En el material audiovisual una voz femenina narró la clara postura del oficialismo frente a la toma de deuda ante el FMI durante la gestión de Macri.

“La deuda que tomó el gobierno anterior le hizo mucho daño a la Argentina. Según el mismo FMI, el programa fracasó y puso en riesgo nuestra economía”, se escuchó al inicio del video, donde se exhibieron una serie de imágenes que pusieron en contexto el relato.

También, se mencionó que aquel organismo “reconoce que gran parte de la deuda que tomaron, se fugó”. “Lo dijimos desde el primer momento: nuestro gobierno y todo el pueblo argentino debió hacerse cargo de una deuda irresponsable, que puso en peligro el futuro del país”, se insistió.

El spot concluyó con la advertencia de que el Gobierno seguirá “trabajando porque el crecimiento es la condición para la estabilidad”.

Además de Manzur y de Pedro, Suscribieron a ese descargo el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Daniel Filmus; y el secretario de Relaciones Parlamentarias, Institucionales y con la Soc. Civil de la Jefatura de Gabinete, Fernando “Chino” Navarro; y la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gomez Alcorta, entre otros.

Con el mismo espíritu, pero con distintas palabras, también se expresó el Director de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social (AFIP), Carlos Castagneto.

DS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA