Inflación mata congelamiento: el temor de ‘empapelar’ con billetes que nadie quiere

0
50
inflacion-mata-congelamiento:-el-temor-de-‘empapelar’-con-billetes-que-nadie-quiere

La inflación de noviembre será “de al menos” 3% según las estimaciones privadas, y la de diciembre no se espera que esté por debajo de esa cifra. Con todo esto, el índice de precios minoristas cerrará este año en torno al 50%, al tiempo que los economistas estiman que también rondará ese porcentaje el año próximo. 

Este martes el Indec difundirá el dato de noviembre sobre el que el Gobierno pone mucha expectativa. Parte del  equipo económico desafió a que con el congelamiento de precios del secretario Roberto Feletti, alias el Capitán Frío, la suba de precios se desaceleraría, algo que pasaría en noviembre.

“Al Gobierno le sirve tener una inflación alta y constante, pero que no se espiralice”, dice Carlos Melconian esta última semana, en todos los foros en los que lo invitaron a hablar, y explicó que con esta suba de precios, constante, en el orden del 3% mensual, el Estado “recibe los dólares que se liquidan de las exportaciones y licúa el gasto corriente que tiene que hacer en pesos”.

“El problema es el año que viene. Si vos tenés que subir las tarifas, para reducir los subsidios y la brecha fiscal porque te lo exige el Fondo (Monetario Internacional) y además te aumentan los costos por las importaciones, es difícil que no pases de este nivel de inflación”, dijo el ex presidente del Banco Nación durante el gobierno de Mauricio Macri

Desde “la otra vereda”, Emanuel Álvarez Agis advirtió con mayor vehemencia que “si no les damos una solución razonable a la devaluación del peso, y a la inflación, vamos a usar los billetes de $ 1.000 para empapelar paredes”. 

“El problema sería el año próximo, cuando haya que subir tarifas para reducir subsidios”

El ex viceministro de Economía de Axel Kicillof dijo que, con el sendero económico que se viene teniendo y sin acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “con suerte vamos a estar repitiendo una inflación del 50%” como con la que terminará este año. 

A esta advertencia se sumó Martín Redrado, quien apuntó a que pese a la “radicalización” en los controles de precios, los aumentos en camino tienen de fondo “características fiscales y monetarias” y alertó que la inflación núcleo lleva más de un año por encima del 3% mensual. “Si sacamos 2018 ( + 47,6%) y la de 2019 (+53,8%), hay que remontarse a los 80 para niveles tan elevados”. 

El ex presidente del Banco Central de Néstor y Cristina Kirchner aseguró que “si bien nadie quiere devaluar porque es un fracaso de la política económica”, el traslado a precios “ya lo estamos viendo”. Y señaló que el año que viene la inflación va a estar un “escalón más arriba” del 50% previsto para 2021. 

En tanto, el Índice de Confianza del Consumidor cayó en noviembre 1,3% respecto a agosto, al tiempo que las expectativas de inflación para los próximo 12 meses subieron al 50,4%, según el último relevamiento realizado por la Universidad Torcuato di Tella (UTdT).  

Las encuestas para conformar estos dos índices se confeccionaron en las dos primeras semanas de noviembre, antes de las elecciones legislativas que le dieron un triunfo a la oposición. 

En la comparación interanual, el Índice de Confianza de Consumidor (ICC) mostró una retracción de 2,9% y se ubicó un 7,1% por debajo respecto a los niveles prepandemia, de febrero 2020. 

La confianza de los consumidores también se retrajo y fue 7,1% más bajo que en 2020

Este lunes, a las 11, el ministro de Economía, Martín Guzmán, presentará ante la Cámara de Diputados el proyecto de ley de presupuesto para el año que viene, y una de las preguntas es si mantendrá la pauta del 35% que plasmó en la iniciativa a mediados de septiembre. 

Guzmán aseguró que en noviembre “esperamos que haya una reducción de la tasa de inflación intermensual” luego del 3,5% tanto de septiembre como de octubre. La cifra definitiva la dará a conocer el Indec. Pero además “esperamos en todos los próximos meses que se vaya verificando una reducción de la tasa de inflación”. 

En tanto, el secretario de Comercio convocó para esta semana a las principales empresas de productos masivos del país para empezar a negociar las listas de productos que reemplazarán a los precios congelados. 

El martes pasado, el Consejo Federal de Comercio Interior (Cofeci), presidido por Feletti, evaluó, en el marco del programa +Precios Cuidados, la posibilidad de incorporar productos regionales, para mejorar la eficacia del plan. 

“La heterogeneidad regional y en las formas de comercialización hacen que el cumplimiento no sea uniforme en todo el país”, reconoció Feletti. 

Sin embargo, aclaró, “contamos con un gran compromiso del Cofeci en la idea de afirmar una canasta de Precios Cuidados amplia de consumo de productos de góndola, con la incorporación de producción regional y reconociendo las diferencias de cada territorio”. 

Para ello “estamos llevando adelante todas las gestiones necesarias para también estabilizar el precio de lo que son los productos clave en la canasta” y dejarán de lado los “precios congelados” impuestos hasta el 7 de enero. Aunque la intención era prorrogarlos màs allá de esa fecha, esa idea ahora se derrite.

Los ‘anabólicos’ del Gobierno para Navidad y Año Nuevo

Agencias

En medio de un diciembre caliente para el bolsillo, el Gobierno prepara una batería de anabólicos para sostener el consumo. Por ejemplo, anunció esta semana una canasta navideña de 15 productos que incluyen pan dulce, budines, sidras, malvaviscos, vino y champagne y los precios van desde los $ 75 hasta los $ 800.

Finalmente, luego de varias idas y venidas, la vocera presidencial Gabriela Cerrutti confirmó que habrá bono a jubilados a fin de año, aunque por ahora se desconocen los montos y a quiénes alcanzará porque lo está definiendo el Ministerio de Economía. 

El viernes, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, el Capitán Frío, se reunió con el consorcio ABC, que representa el 30% de la faena y el 80% de las exportaciones de carne a nivel nacional para tratar de buscar un acuerdo y lanzar cinco cortes populares de carne para la mesa navideña.

Si bien en el encuentro hubo avances acerca de la forma que tendrá la medida y el modo de operativizarla, mañana continuarán las reuniones con otros actores importantes del sector con el objetivo de terminar de definir los detalles del acuerdo. Por ejemplo, la Unión de la Industria Cárnica Argentina (Unica) y la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) y, por el otro, la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) y la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam).

También te puede interesar