En Netflix, Imperdonable, con Sandra Bullock, es casi como su título

0
126
en-netflix,-imperdonable,-con-sandra-bullock,-es-casi-como-su-titulo

Imperdonable no empieza mal, ni prenuncia lo que luego terminará a los tumbos. Se suceden unas imágenes al menos confusas, está claro que transcurren en distintos tiempos y lugares, y ni se adivina ni aparece el rostro demacrado de Sandra Bullock.

Si vieron el trailer ya saben que Sandra estuvo presa 20 años, la mitad de su vida (bueno, la del personaje) por la muerte de un sheriff. Y sale de la cárcel bajo libertad condicional, con un montón de condiciones: no drogarse, no interactuar con exconvictos, “no acercarse a los parientes”.

¿Parientes suyos? ¿De quién?

Como Ruth, Bullock casi nunca muestra los dientes, porque tampoco tiene motivos para sonreír. Foto Netflix

La directora alemana Nora Fingscheidt narra, como decíamos, una trama que se diversifica en distintos escenarios. La que sigue a Ruth (Sandrita), la del matrimonio que componen Vincent D’Onofrio y Viola Davis, la de dos hermanos y la de otra familia con dos hijas.

Sabemos que en algún momento van a converger.

El problema no es cuándo, sino cómo.

No la pasa bien. De a poco iremos comprendiendo por qué estuvo tantos años presa. Foto Netflix

Un personaje, al menos en una película, porque en una obra de teatro o en la literatura puede monologuear y se entenderá todo, se construye -o mejor, se lo comprende y entiende- a medida que se interrelaciona con otros. Ruth es un poquito irascible, y por más que vemos cómo era ella antes de ingresar a prisión -allí Bullock está con look “lindo”, no como después que la pusieron seria- cuesta algo descifrarla.

Por momentos, ustedes serán muy chicos y a lo mejor no habían nacido, o sus padres no se lo dejaban ver, pero Imperdonable se parece a La película de la semana, un ciclo de telefilmes estadounidenses, la mayoría de las veces, que pasaba Canal 9 los domingos a la nochecita.

Cuando es el presente, Bullock aparece desarreglada, e irascible. Y, motivos no le faltan. Foto Netflix

Cuándo se va de mambo

Lo bueno de ver películas en streaming es que uno puede detener la imagen y advertir el minuto exacto en el que la película en sí se va de mambo.

En Imperdonable es, segundos más, segundos menos, cuando lleva una hora 28 minutos 38 segundos.

La actriz, que tuvo un gran éxito en la plataforma con “Bird Box”, regresa a Netflix. No filmó nada entre ambos títulos. Foto Netflix

Pocos minutos antes también sucede algo muy traído de los pelos, tal vez demasiado, porque nada hacía prever que pudiera suceder, pero el hecho que se ve a la hora 28 minutos 38 segundos es determinante.

Demasiados problemas de guion hacen de Imperdonable una experiencia insatisfactoria. Que está bien actuada es cierto, pero Sandra, que apenas hace uso de su reconocida sonrisa -porque Ruth la pasa y la pasó mal, y sufre, pero tan mala en el fondo no es: si hasta le avisa a un niño que se le cayó algo en el parque- está demasiado solemne.

En libertda condicional. Así está Ruth, quie quiere reinsertarse en la sociedad, pero hay gente que no perdona. Foto Netflix

La única duda que el guion -o la directora- no nos devela es si Ruth paga o no los panqueques. Cuando la vean, si es que lo hacen, ustedes compartirán o no la inquietud.

En el elenco hay más rostros conocidos, como el de Jon Bernthal, que acabamos de ver en Rey Richard, o Los santos de la mafia. Ah, y como padre adoptivo de Katherine aparece Richard Thomas. Que si les suena la cara, sáquenle casi cincuenta años y descubrirán a John-Boy de Los Walton.

“Imperdonable”

Regular

Drama. EE.UU., 2021. Título original: “The Unforgivable”. 114′, SAM 16. De: Nora Fingscheidt. Con: Sandra Bullock, Vincent D’Onofrio, Viola Davis, Jon Bernthal. Disponible en: Netflix.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA