Marcos Peña volvió al debate político con un trabajo académico: “El liderazgo debe ser más humano”

0
110
marcos-pena-volvio-al-debate-politico-con-un-trabajo-academico:-“el-liderazgo-debe-ser-mas-humano”

Tras dos años de inactividad en su cuenta oficial de Twitter, el ex jefe de Gabinete de Mauricio Macri, Marcos Peña, volvió a utilizar esa red social para compartir un trabajo que escribió sobre “nuevos liderazgos políticos más humanos” y que fue publicado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), del que forma parte como consultor del Programa Américas.

S​u última interacción databa del 5 de diciembre de 2019, cuando retuiteó un mensaje de despedida de Macri: “Ser presidente fue el honor más grande de mi vida. Muchas gracias argentinos. Hasta pronto”.

Poco más de 24 meses más tarde, regresó a Twitter para difundir el texto de 14 páginas, titulado “Un nuevo liderazgo para el Siglo XXI”.

“Quiero compartir con ustedes este trabajo que publiqué hoy. Resume algunos aprendizajes sobre los que estuve trabajando estos dos años y pretende ser un aporte para aquellas personas que lideran o quieren liderar“, escribió.

El link del documento también fue compartido por el CSIS, que destacó un tramo del análisis: “El liderazgo debe ser más humano, más colaborativo, más grupal, más conectado con las emociones y también, más humilde, para poder ser eficaz”.

Quiero compartir con ustedes este trabajo que publiqué hoy.

Resume algunos aprendizajes sobre los que estuve trabajando estos dos años y pretende ser un aporte para aquellas personas que lideran o quieren liderar. https://t.co/ECkvQxNtMO

— Marcos Peña (@marquitospena) December 10, 2021

Según explica en la introducción, “el trabajo surge de una búsqueda personal” que comenzó luego de “dar un paso atrás para poder tener perspectiva y procesar la experiencia vivida”, tras terminar su labor como jefe de Gabinete y tras 16 años con cargos públicos.

Asimismo, destacó la “invaluable colaboración de Alberto Lederman, consultor argentino sobre liderazgo y organizaciones”, quien le enseñó “muchas de las ideas” que aparecen plasmadas en el artículo.

También se basó en casi 50 conversaciones con personas con las que había trabajado durante la gestión de Cambiemos, para que le transmitieran “lo que cada uno se llevó de la experiencia compartida”.

“Hubo esperanzas, entusiasmo, frustraciones, desacuerdos, alegría y tristeza. Por supuesto, también surgieron discusiones políticas, gerenciales o ideológicas, pero siempre en el marco de lo vivido a nivel personal”, explicó. 

“El liderazgo debe ser más humano, más colaborativo, más grupal, más conectado con las emociones y también, más humilde, para poder ser eficaz.” @marquitospena comparte sus pensamientos en el informe “Un nuevo liderazgo político para el siglo XXI”https://t.co/rz562WIyuj

— CSIS Americas (@CSISAmericas) December 9, 2021

El exfuncionario hizo hincapié en “la soledad y la falta de herramientas que experimentan muchos líderes y emergentes en todo el continente”, así como también remarcó la dificultad de “liderar con un marco institucional político muy débil, como barcos en medio de un mar embravecido”.

Por otro lado, explicó que “muchos ven a los líderes políticos, en el mejor de los casos, como un grupo privilegiado incapaz de resolver problemas y, en el peor, como individuos corruptos que se aprovechan del poder y abusan de él“.

“Entonces, cualquier remuneración será demasiado alta, cualquier ocio será visto como superfluo, cualquier debilidad como incapacidad. Es un modelo destinado al fracaso porque nada bueno puede salir de esa dinámica”, completó.

En tanto, subrayó que “el diseño institucional del Estado y de las organizaciones políticas es antiguo y obsoleto“, al tiempo que propuso un tipo de “liderazgo diferente“, de manera que “se reduzcan los riesgos de autosuficiencia, de la mentalidad grupal que suele rodear al liderazgo personalista y de la insostenibilidad por la concentración de riesgos que asumen quienes se vuelven excesivamente los tomadores de decisiones.”

Más adelante, recomendó a los líderes políticos buscar ayuda profesional y aconsejó la meditación: “Trabajar con un profesional de salud mental es una necesidad básica para alguien que está en un contexto de estrés permanente. También existe abundante evidencia sobre la utilidad de la meditación como una práctica que ayuda en el autoconocimiento, a mantener la conexión con el presente, la salud mental, la reducción de estrés y ansiedad, entre muchos otros beneficios”.

Por último, plasmó los objetivos de su trabajo: “Este texto busca hacer un aporte a cómo pensamos el liderazgo político democrático. Pero también compartir una reflexión personal como político para que otros políticos y líderes puedan usarla de referencia y pensar cuánto se están ocupando de ellos mismos”

“Hacerlo puede contribuir a encontrar salidas para la crisis de legitimidad que viven nuestras democracias”, cerró.

DB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA