El desempeño de la industria alcanza niveles de 2018

0
46
el-desempeno-de-la-industria-alcanza-niveles-de-2018

Impulsada por el rebote de la economía, que este año crecería cerca de 10% tras sufrir una caída similar en 2020, la industria mostró una mejora en septiembre al utilizar el 66,7% de su capacidad instalada, un aumento de casi seis puntos respecto de igual período del año pasado, según el INDEC.

“Se trata del máximo nivel para un septiembre desde el inicio de la serie en 2016, quedando apenas 2,5 puntos porcentuales por debajo del máximo de la serie de noviembre de 2017 (69,2%), en forma interanual crecieron casi todos los bloques“, señaló el Ministerio de Economía.

La suba implicó un retorno a niveles posteriores al pico de abril de 2018 (67,6%). Desde entonces, el potencial del sector fabril inició un descenso con altibajos, que alcanzó su mayor caída en abril de 2020 (42%) por la pandemia y la cuarentena, y se recuperó en junio pasado, tras las restricciones por la segunda ola.

El dato coincide con el mayor nivel de producción manufacturera, que en septiembre creció 10,1% interanual y registró la primera suba mensual, después de dos meses de caída.

La industria es uno de los grandes ganadores del año, creció a agosto 13% por encima del nivel de actividad y los datos de septiembre confirman que esa tendencia se mantiene”, señaló Claudio Caprarulo, director de Analytica.

Según el INDEC, los bloques en septiembre con un uso de su capacidad superior al promedio fueron industrias metálicas básicas (83,8%), productos minerales no metálicos (79,1%), papel y cartón (78,5%), refinación del petróleo (75,8%) y productos alimenticios y bebidas (68,5%).

Los rubros que, en cambio, se ubicaron por debajo de la media en septiembre fueron los productos del tabaco (66,1%), sustancias y productos químicos (64,9%), productos textiles (60,6%), edición e impresión (60,1%), productos de caucho y plástico (60,0%), industria automotriz (55,0%) y metalmecánica excepto automotores (53,6%).

En parte es rebote asociado a la continua normalización de la actividad en relación a la pandemia, pero por otro lado en cierto punto también es una cuestión sectorial que viene mostrando la industria, uno de los sectores que más rápido alcanzó niveles pre pandemia“, dijo Juan Pablo Di Iorio, economista de ACM.

Para el analista, la recuperación sería traccionada por los sectores menos competitivos alentados por el bajo costo del crédito, la protección por las restricciones a la importación de bienes finales, así como los subsidios a la energía y la brecha cambiaria, que permite importar maquinaria al dólar oficial.

La pregunta es cuánto tiempo podrán sostenerse esos incentivos, incluida la fuerte caída del salario desde 2018. “Hacia adelante la clave pasa principalmente por cuanto pueden recuperarse los salarios y la competitividad cambiaria respecto a Brasil“, dijo Caprarulo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA