Qué se juega en el Congreso: el Gobierno arriesga el quórum del Senado y la primera minoría en Diputados

0
38
que-se-juega-en-el-congreso:-el-gobierno-arriesga-el-quorum-del-senado-y-la-primera-minoria-en-diputados

Después del ensayo de las primarias, llegó la hora de la verdad. En estas elecciones se renueva la mitad de la Cámara de Diputados más un tercio del Senado, y de repetirse el resultado de las PASO la idea de un acuerdo legislativo con la oposición ya no sería una cuestión de voluntad sino una necesidad del Gobierno.

Es que el desafío que se le plantea al Frente de Todos consiste en impedir que se confirme la pérdida del quórum propio en la Cámara alta y que se ponga en riesgo su condición de primera minoría entre los diputados, como proyectaron los números del 12 de septiembre. Un panorama así obligaría a Alberto Fernández a explorar delicadas alianzas parlamentarias para la aprobación de cada ley que envíe al Congreso y para que conseguir la ratificación de cada DNU durante los dos años que le quedan de mandato.

La radiografía del Senado muestra hasta ahora una cómoda mayoría oficialista, controlada a mano firme por la vicepresidenta Cristina Kirchner. El bloque K cuenta con 41 miembros, cuatro más de los requeridos para el quórum que garantiza las sesiones y el resultado favorable de las votaciones. El problema fue que las primarias le advirtieron que podrían quedar en el camino seis de las 15 bancas que pone en juego en las ocho provincias que eligen senadores. Con esa resta, quedaría en 35, dos abajo de la mitad más uno.

Cinco de esas bancas están bajo amenaza de Juntos por el Cambio (que además renovaría las 9 que arriesga) y el oficialismo puso el foco en la posibilidad de neutralizar ese drenaje en al menos tres distritos: Chubut (donde las tres bancas son ahora del FdT y estaría rescatando apenas una), La Pampa (donde el peronismo ya revirtió un resultado similar en 2017) y, con menos expectativas, en Santa Fe.

En Chubut, la lista encabezada por el diputado macrista Ignacio Torres superó a la del ex intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares. El candidato K tiene como contrapeso a otra lista que responde al Gobierno nacional, la que alienta el gobernador massista Mariano Arcioni, quien rechazó bajar su boleta, que entró en tercer lugar.

En La Pampa, el diputado radical Daniel Kroneberger se ubicó en las PASO delante del ministro de Gobierno, Daniel Bensusan. En Santa Fe, la distancia fue similar entre Carolina Losada, emergente radical, en un clasico entre periodistas, ya que del otro lado el gobernador Omar Perotti promueve a Marcelo Lewandowski.

También se renuevan senadores en Córdoba, donde JxC obtuvo amplia ventaja y el “albertismo” podría ceder la única banca genuina (la de Carlos Caserio) a manos de Alejandra Vigo, esposa del gobernador Juan Schiaretti. El Gobierno espera conservar la mayoría en Tucumán y Catamarca, en tanto que Cambiemos confía en mantenerla en Mendoza y asumirla en Corrientes.

Aún siendo primera minoría en la Cámara de Diputados, con 120 bancas, al Frente de Todos se le hace ahora cuesta arriba sumar las 9 que se necesitan para el quórum. Con más razón si pierde algunas en el camino, como sucedería de replicarse el reparto de las primarias, que decretarían un virtual empate en 117. Hay que considerar que Juntos por el Cambio renueva 60 de sus 115 bancas y el oficialismo sólo 52, producto de los resultados de hace cuatro años, cuando se eligieron las bancas que ahora se renuevan.

La apuesta del Gobierno para mantener más diputados es un mayor presentismo de votantes que la fórmula Fernández-Fernández en 2019. Debería escarbar en el 35% que no sufragó en las PASO. Juntos por el Cambio confía más en el “voto útil” de quienes fueron a opciones con menos chances o las que directamente quedaron fuera de competencia por no alcanzar el piso del 1,5% de los votos. En tanto que el liberalismo aspira a debutar con bloque propio y la izquierda a sumar alguna banca.

Más de 900 mil fueron a votar en las PASO y quedaron sin candidato. El 2,7% del padrón. Aunque la amplia mayoría es de provincia de Buenos aires: casi 750 mil, nada menos que el 5,6% de los inscriptos.

Esos datos alimentan las incógnitas en el distrito donde suele librarse la “madre de las batallas”. Los movimientos probables en el reparto de bancas en Provincia (Juntos por el Cambio aventajaría 16 a 15 a los K, según las PASO) concentran otro de los focos de atención, al igual que Capital, donde está por verse el alcance del “fenómeno Milei”.

Leandro Santoro buscará defender el segundo lugar que el kirchnerismo suele ocupar en el distrito, mientras que María Eugenia Vidal apuntará a rescatar alguna de las tres bancas que estaría cediendo Cambiemos por haber acoplado a dos listas que se enfrentaron en 2017.   

En otros lugares también podrían darse variaciones, como en La Rioja, donde el PRO bajó su lista para empujar la radical. Además de Salta, La Pampa, Misiones y San Luis, en las que los gobernadores pusieron la carne en el asador para revertir el traspié del 12 de septiembre. Sin omitir a Neuquén y Córdoba, provincias en las que el FdT deberá remar para renovar la banca que pone en juego.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA