El Gobierno apuesta al ingreso de US$ 13.000 millones hasta diciembre

0
100
el-gobierno-apuesta-al-ingreso-de-us$-13.000-millones-hasta-diciembre

Después de reforzar los controles para frenar la pérdida de reservas en las últimas semanas, el Gobierno puso todas las fichas en el ingreso de dólares del comercio exterior y de acá a fin de año apuesta a que permitan neutralizar la demanda de dólares, pese a las mayores presiones previstas para después de las elecciones del próximo domingo.

Tanto en el Ministerio de Economía como el Banco Central destacan la llegada de turismo y la cosecha fina de trigo, cuya liquidación superará el piso de casi US$ 3.700 millones en los últimos dos meses del año pasado. Si se suma la industria, el sector hidrocarburífero y los servicios, los analistas estiman que podría ingresar un total US$13.000 millones en el último tramo del año.

Esos dólares servirán para apuntalar las reservas brutas -hoy en US$ 42.785 millones-, pero no serían suficientes para compensar la salida de dólares por importaciones, el mercado cambiario y los pagos de deuda. Así, los economistas prevén en noviembre y diciembre una caída de US$ 4.000 millones en las reservas netas, es decir, descontando swaps y encajes.

En octubre, el Banco Central restringió el pago anticipado de importaciones y recompró US$ 800 millones, pero finalmente la semana pasada levantó en forma parcial y ahora se espera una mayor demanda en ese frente.

“Noviembre es un mes normalmente vendedor. El BCRA tiene el compromiso de sostener el proceso de recuperación económica. Seguramente esta semana se observará la fuerte presión de los importadores, como viene sucediendo. El saldo dependerá también de la oferta, pero no es determinante ni se busca cerrar la semana comprador”, señalaron fuentes del organismo.

Con todo, la principal aspiradora de dólares son las intervenciones del BCRA y los pagos de deuda. En las últimas seis ruedas, la autoridad monetaria se desprendió de más de US$ 600 millones para contener el dólar, y el jueves canceló US$ 428 millones al FMI, compensados en parte por la llegada de US$ 290 millones de organismos externos. 

Según EcoGo, esos dos rubros redujeron casi 10% las reservas netas en los últimos cinco días hábiles, situándose estas en US$ 5.500 millones, el menor nivel desde la entrada de la cosecha gruesa en mayo pasado. Y en respuesta el Central limitó la tenencia de dólares en los bancos, obligándolos a desprenderse de dicha moneda al contado para equilibrar su “posición global”.

“En septiembre, por primera vez desde fines del año pasado, la liquidación de divisas de exportaciones de bienes y servicios no llegaron a compensar las importaciones. En octubre, pisaron importaciones y eso frenó la caída de reservas. Este mes cambió la lógica y el freno se lo pusieron a la dolarización de los bancos, el goteo en las reservas se va a mantener“, señaló Claudio Caprarulo, director de Analytica.

Pese a las últimas medidas, las reservas seguirán bajo presión. El 22 de diciembre habrá que pagar US$ 1.890 millones al FMI; el 9 de enero, US$ 700 millones de intereses por bonos reestructurados; el 28 de enero, un pago de capital al Fondo por US$ 700 millones; y el 1 de febrero, un vencimiento de intereses por US$ 390 millones al organismo.

El stock de divisas del BCRA será clave para tranquilizar a los mercados y también la negociación con el FMI, la principal fuente de caída de reservas junto a los US$ 2.000 millones de intervención en el mercado de bonos. “Vemos un panorama de deterioro constante, si pagan al Fondo con los DEG, las reservas netas excluyendo al oro pasarían a ser negativas a fin de año“, señaló Pablo Repetto, director de la consultora GRA de Gabriel Rubinstein.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA