El proyecto de hidrógeno australiano está en etapa de pre factibilidad

0
83
el-proyecto-de-hidrogeno-australiano-esta-en-etapa-de-pre-factibilidad

El anuncio de la australiana Fortescue, que prometió invertir US$ 8.400 millones en el desarrollo de hidrógeno en Río Negro, tiene algunas particularidades. La compañía no lo informó en sus comunicados de prensa, y tampoco dio detalle alguno a sus inversores.

Según informaron el Gobierno argentino y los directivos de la empresa, en un anuncio conjunto, hay un entendimiento para avanzar con el proyecto de hidrógeno verde hacia 2030. En el sector energético, a los acuerdos de cierta relevancia se los llama “memorandos de entendimiento” (MOU, por sus siglas en inglés). Se supone que Agustín Pichot -director para Amèrica latina de la compañía- firmó uno con el Gobierno, según expresó el ex rugbier.

Las compañías que cotizan en bolsas tienen la obligación de informar ciertos hechos en las regulaciones bursátiles. El “MOU” firmado por Fortescue no fue notificado en la bolsa australiana, cuya sede està en Sydney. No se encuentra ni entre los comunicados de prensa o en las noticias para los inversores.

“Para llevar adelante la inversión, hay que avanzar con la pre factibilidad, hay un camino que recorrer, pero el proyecto està entre los cinco globales que la compañía tiene definido como prioritarios“, explicó un conocedor del proyecto que pidió no ser identificado.

En la empresa no hacen declaraciones. Pero recordaron que Agustín Pichot expresó: “De 130 proyectos globales que FFI (la filial de Fortescue que se dedicará a energías limpias) tiene relevados a nivel mundial, Pampas está en el short-list de 5 proyectos, prioritarios para la empresa”. Fortescue posee otros proyectos de hidrógeno en  Reino Unido, Japón y Corea. Para el que se encuentra en Inglaterra utilizarán hidrógeno que obtendrán de Pampas (el proyecto argentino), según la Información brindada por la compañía.

Todas las notificaciones recientes de Forstescue sobre Argentina tienen que ver con la parálisis de la actividad minera que desarrollan, por el confinamiento que trajo el COVID-19, o la reapertura más reciente de esa operación.

La compañía ya cuenta con una operación de energía eólica, pero la misma está destinada a generar energía para  alimentar sus minas. La empresa posee áreas de explotación de cobre en San Juan.

No hay dudas sobre los amplios bolsillos de la empresa. Ganó US$ 10.300 millones en su último balance y se viene dedicando de lleno a energías limpias. Las condiciones geográficas de Rio Negro los habrían alentado a realizar esta inversión.

En el lugar elegido por Fortescue hay hierro, en una operación que tuvo distintas empresas (desde una firma estatal hasta chinos), que no prosperó. El país importa hierro.

Un especialista que pidió no ser identificado, cree que la compañía debe presentar detalles de los costos del hidrógeno que obtendrá, los precios que calcula y los mercados para la exportación donde destinará su producción.

El primer desembolso de la etapa exploratoria alcanzará los US$ 1.200 millones durante 2022, en las que producirá 35.000 toneladas de hidrógeno verdes. Ese proceso duraría tres años (hasta 2024). La energía allí obtenida es la que consumen 250.000 hogares.

Tras la etapa de exploración, se estima que llegará la inversión productiva en si, que es de US$ 7.200 millones. Eso recién se inicia en 2025. Son 215.000 toneladas de hidrógeno verde, equivalentes al consumo de 1,5 millones de hogares. El desembolso es hasta 2028.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA