Submarino San Juan: Mauricio Macri recusará por segunda vez al juez Martín Bava

0
94
submarino-san-juan:-mauricio-macri-recusara-por-segunda-vez-al-juez-martin-bava

Mauricio Macri asistirá el miércoles de 3 de noviembre y por segunda vez, al juzgado federal de Dolores. Sin embargo, este lunes a primera hora presentará una nueva recusación contra el juez Martín Bava quien, pese a saber desde hace 22 días que no estaba autorizado el relevamiento de inteligencia (obligatorio para poder realizar la indagatoria), inició la audiencia que terminó postergándose. “El juez buscó que el ex presidente incurra en delito y por su mal proceder debe ser corrido del caso”, señalaron desde el entorno de Macri.

La línea de tiempo clarifica el escenario. El 1 de octubre el juez Martín Bava -por pedido del fiscal Juan Pablo Curi- llamó a indagatoria a Mauricio Macri imputado por presunto espionaje ilegal a los familiares del ARA San Juan. Ese mismo día remitió una nota a la titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Cristina Camaño, consultándole si podía relevar al ex presidente del secreto de inteligencia.

El magistrado sabía que era obligatorio contar con la autorización para que Macri declare en un caso donde deberá referirse a aspectos que hacen a la inteligencia nacional. Este procedimiento no le es nuevo al juzgado, ya que el expediente ya cuenta con procesados y varias indagatorias celebradas. Para todas ellas se contó previamente con el relevamiento.

El segundo suceso quedó plasmado en la nota que Camaño remitió el 6 de octubre al juzgado -22 días antes de la indagatoria fallida-: “La AFI se encuentra supeditada tanto jerárquica como funcionalmente al presidente de la Nación y a las políticas que fije por imperio legal. Además la normativa vigente coloca en cabeza del Presidente de la Nación la facultad de decidir sobre la autorización de acceso a la información clasificada y sólo será el Presidente quien pueda delegar expresamente esa facultad en el funcionario que entienda”.

El resto transcurrió en el despacho del magistrado el pasado jueves: sin el relevamiento de inteligencia que nunca se pidió al presidente Alberto Fernández, el ex mandatario y líder del PRO, estaba imposibilitado a declarar, pero el acto de la indagatoria sí comenzó, se leyó la imputación, las pruebas que constan en el expediente. Después de 40 minutos, el juez puso en conocimiento de la respuesta de la AFI. Minutos después, con el aval del fiscal se suspendió la audiencia.

“Si se avanzaba con la indagatoria el juez iba a conducir a Mauricio Macri a cometer un delito grave, la violación de la ley de inteligencia nacional”, señalaron desde el entorno del ex presidente. Este planteo central como el hecho de que “durante 22 días el juez nunca pidió el relevamiento y aún así realizó la indagatoria “, serán parte de la nueva recusación contra el juez Bava.

Uno de los aspectos criticados por la defensa a cargo de Pablo Lanusse, es “el error del juzgado” teniendo en cuenta la cronología de los hechos. La situación fue calificada de “bochornosa” y de una “marcada intencionalidad electoral”. Para el propio Macri, su procesamiento “ya está escrito”. El asesor letrado recusará bajo este paraguas de argumentos -entre otros- al juez Bava.

La defensa no pasará por alto otro antecedente, la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata, cuando confirmó a Bava frente al caso, le dijo que “no puede olvidar” que como funcionario judicial “debe actuar con el recato y la mesura (…) como especialmente ocurre en el caso de autos, donde se formula una imputación penal a un ex Presidente de la Nación, vinculado con un acontecimiento que involucra profundos sentimientos personales que afectan a los familiares de las víctimas del suceso investigado, y que son caros en general a toda la sociedad, amén de haber acaecido el mismo, en el marco de un contexto histórico determinado y puntual”.

Para la defensa el jueves pasado, “el juez no procedió con la mesura requerida”, por un lado no sólo no habría cumplido con lo ordenado por el Tribunal de alzada sino “que buscó conducir a un ex presidente a la violación de la ley de inteligencia nacional”. La sumatoria de hechos serán parte de la nueva recusación que retomará dos planteos ya expresados: el temor de parcialidad y el prejuzgamiento, en base a las expresiones vertidas en la resolución con la que fue citado a indagatoria Macri aquel 1 de octubre.

Una mirada más amplia permite pensar que las responsabilidades fueron más amplias. Fuentes judiciales explicaron a Clarín “no se puede descartar el error del Tribunal. Todos los que están cerca de un proceso judicial saben que el expediente “lo llevan”, o tienen acceso a él, varias personas. Hay personal del juzgado, secretarios, naturalmente el juez, el fiscal y también la defensa”.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA