El Gobierno elimina el diferencial en la alícuota de las retenciones en el complejo sojero

0
26
el-gobierno-elimina-el-diferencial-en-la-alicuota-de-las-retenciones-en-el-complejo-sojero

Durante la presentación de la reapertura del Programa del Incremento Exportador, se acordó que la harina y aceite de soja tributarán un 31%. Se publicará el lunes en el Boletín Oficial.

El Ministro de Economía, Sergio Massa, se reunió con las empresas agroexportadoras y referentes de las cadenas agroindustriales para comunicarles el nuevo sistema para acelerar las ventas de soja. Además, se estableció que se eliminará el diferencial en las retenciones para los derivados del complejo sojero. 

Gustavo Idigoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y del Centro Exportador de Cereales (CEC), consideró que es una nueva condición como mejora. “Aunque sea temporal, tendrá un impacto directo en el precio de la soja en el mercado interno“.

De todas maneras, alertó que está medida temporal deja en evidencia la necesidad de trabajar en una política pública que aligere en forma permanente y la alta carga tributaria que pesa sobre la cadena de la soja. “Los cambios circunstanciales en el tipo de cambio no son bases firmes para lograr el crecimiento y el desarrollo del sector por eso propiciamos un único tipo de cambio como política permanente”.

Lo mismo hizo Acsoja, la cadena de la soja, advirtiendo que este tipo de medidas son coyunturales, injustas y arbitrarias y no suman al desafío de hacer crecer la producción

El objetivo de la reapertura del Programa del Incremento Exportador, que eleva esta vez el tipo de cambio hasta el 31 de diciembre a 230 pesos, es acelerar las ventas de soja para engrosar las reservas del Banco Central ya que se retrasó la comercialización tras la finalización del programa el 30 de septiembre último. En ese período, las ventas de los chacareros marcaron un récord en el volumen negociado con más de 13 millones de toneladas.

Así, los últimos datos oficiales al 23 de noviembre muestran que los productores se desprendieron de 31,9 millones de toneladas de soja, un 75% de la cosecha que se estima en 43, 3 millones de toneladas. Este volumen es 2,2 millones de toneladas menos que la campaña previa, y el menor volumen comercializado a esta altura desde la 2008/09. 

Según los cálculos que hizo el analista de granos Pablo Adreani, en términos de divisas los porotos que retienen los productores equivalen a US$ 5.000 millones. Además, todavía resta vender 4 millones de toneladas de maiz, que equivalen a US$ 1.100 millones.

“Como hacer para que el productor se decida a vender? Dos únicos caminos, que el gobierno devalúe despejando toda incertidumbre cambiaria futura, o que el gobierno implemente un nuevo dolar soja”, sentenció el experto.

Sin embargo, ante la confirmación del mejoramiento del tipo de cambio a los productores, remarcó que no es seguro que los productores vuelvan a vender un volumen considerable. Principalmente, aseguró, porque están líquidos de pesos tras la liquidación récord que hicieron en septiembre.

Para el economista de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina, David Miazzo, la medida tiene un efecto negativo para el productor. “Genera un embudo al igual de lo que sucedió en septiembre y el exportador capturó parte de esa mejora cambiaría debido a que bajó el precio de soja en dólares”, dijo.

Además, remarcó que otra distorsión extra que se da en el mercado de soja es que “se concentra la oferta en un tiempo determinado por lo que en los meses subsiguientes no hay ofertas y no se generan negocios”, agregó.

Reducen retenciones al complejo sojero

Tras la reunión entre el gobierno y la agroindustria, el Gobierno eliminará el diferencial arancelario en el complejo sojero. Así, la harina y el aceite de soja tributarán un 31% mientras que el poroto seguirá pagando un 33%.

El diferencial arancelario se había eliminado en marzo de este año bajo el mando del exministro de Agricultura, Julián Domínguez, cuando creó en marzo el Fondo Estabilizador del Trigo para compensar la suba del cereal que había tenido por la guerra entre Rusia y Ucrania.

“A fin de año vencía el incremento de 2 puntos porcentuales a la harina y aceite de soja y se acordó adelantar esa reducción a partir de este mes con un claro objetivo. Agregar valor en nuestro país y fomentar la industrialización y la generación de empleo. Esto evita que Argentina exporte poroto y se industrialice en otro país”, dijo Guillermo Michel, titular de la Aduana.

Críticas de la producción

Desde Federación Agraria Argentina criticaron la medida del Gobierno y reiteramos que este no es el camino a seguir. “Continuar multiplicando los tipos de cambio atenta contra el sector y la economía en general. Que las políticas de parches son eso: parches que implican algún beneficio a unos pocos y complican a la mayoría”, dijeron desde la entidad que preside Carlos Achetoni.