¿Cómo se clasifican los modos discursivos?

0
3
¿como-se-clasifican-los-modos-discursivos?

20:51 País

Los vínculos y relaciones personales y grupales requieren de una comunicación e interacción que sea clara, fluida, dinámica, precisa y contundente. En este sentido, lograr estos propósitos requiere de tiempo, construcción de acuerdos, establecimiento de pautas, códigos y normas en común para que los procesos sean positivos y enriquecedores.

La herramienta más utilizada para llevar adelante los procesos comunicacionales se trata de los modos discursivos, es decir, las formas que emplea un autor para darle orden al contenido de su discurso o texto de acuerdo a los mensajes que quiera y deba compartirle a determinada audiencia como así también de la intención que tenga la persona.

Al hablar de discurso se hace referencia a un bien del lenguaje humano que consiste en un conjunto de palabras a ideas. A través de ellas la persona busca expresar y manifestar lo que siente, cree, piensa y reflexiona, tanto de modo oral como escrito.

Además, cada uno de estos modos debe emplear herramientas específicas para lograr cohesión, coherencia, ritmo, claridad y estructura para que el mensaje circule con fuerza y que el público logre captar los sentidos de las ideas transmitidas.

Los modos discursivos y su clasificación

Hay una serie de categorías de análisis, comprensión y clasificación acerca de los modos discursivos que intentan brindar un panorama de lectura y entendimiento lo más claro, dinámico y prolijo posible para que cualquier público logre entender de qué se trata dicha herramienta comunicacional.

Por lo tanto, se pueden reconocer cuatro categorías: el tipo de lenguaje, el tipo de texto, el prototipo textual y el contenido que se encuentra en cada oración y párrafo. Es importante mencionar que en un mismo discurso muchas veces es posible distinguir más de un modo discursivo.

Por ejemplo, en un texto científico-académico se debe emplear el recurso de la descripción del objeto que forma parte del proyecto de estudio, formular una serie de definiciones, hacer explicaciones de cuáles son las causas y consecuencias acompañándolas con argumentaciones y presentando el historial de la investigación a través de la narración.

En cuanto al contenido, los modos discursivos que más se emplean por los emisores son: definición, demostración, comparación, especificación, enumeración, refutación, ejemplificación, referencia, recapitulación, ampliación y síntesis.

La definición consiste en nombrar y explicar de la manera más precisa posible los significados de los enunciados, ideas y objetos. La pregunta central que guía este tipo de modo discursivo es ¿qué es? Por lo general suele ser breve, directo, simple y conciso.

En cuanto a la demostración intenta comprobar la validez que tiene una afirmación mediante el uso de pruebas y evidencias. Además, se emplean argumentos que pueden ser de carácter lógico-racional y emotivo-afectivo. El autor combina datos e información para sustentar aquello que desea demostrar en su discurso.

La finalidad de la comparación es presentar dos o más objetos, hechos, ideas o personas para determinar qué grado de similitudes y diferencias hay entre ambos. Se trabaja mediante la contrastación de los rasgos y características principales que puedan servir como denominadores comunes en los parámetros.

En cuanto a la especificación, apunta a destacar ciertos rasgos específicos acerca de hechos o temas, con la finalidad de lograr distinguirlos de los demás. Se suelen emplear una serie de expresiones para destacar y remarcar, como son particularmente, especialmente y específicamente.

Por el lado de la enumeración se utiliza una lista de elementos para hacer hincapié en determinados temas e ideas a destacar. Además, se intenta establecer un orden de prioridades para darle más énfasis a los aspectos que se quieren hacer prevalecer.

La refutación tiene como objetivo contradecir aquellos argumentos, razones y expresiones que empleó otra persona sobre el tema en cuestión. La fuerza de dicho recurso consiste en buscar rebatir e impugnar los discursos de la otra persona, empleando argumentaciones y razonamientos sólidos y contundentes.

En el caso de la ejemplificación, se intenta reforzar y potenciar una idea con ejemplos que den claridad y permitan al público visualizar las ideas que se están comunicando. Muchas veces hay temáticas complejas, técnicas o saturadas de conceptos duros, por lo tanto, acudir a ejemplos es una manera de brindar simpleza y un camino más cotidiano a la comprensión.

Por el lado de la referencia se trata de aludir a otros materiales como textos, bibliografía y autores que tienen cierta relación con el tema y nos permiten ampliar y expandir el tratamiento por su riqueza de saberes y manejo del área. Por lo general se desarrolla mediante el empleo de citas textuales o menciones de obras.

La recapitulación repasa y recuenta las ideas mencionadas hasta el momento. Se suele emplear en instancias de exposiciones muy extensas o complejas, para mantener las ideas y ejes principales en la audiencia, por lo tanto, se intenta ser breve y ágil al hacerlo.

La ampliación profundiza determinados aspectos para exponerlos con mayor evidencia y prioridad, de forma tal que el autor añade más rasgos, recursos y herramientas a lo que ya expuso para nutrirlo de otros sentidos y de esa manera la audiencia termine de comprender en su totalidad.

Finalmente, la síntesis lleva a cabo un resumen y punteo de todo lo que se expuso hasta el momento, con argumentos prolijos, ordenados y breves dotado de precisión y profundidad.

Además, los modos discursivos también pueden reconocerse según el tipo de lenguaje en verbal (escrito u oral) o no verbal (kinésico, proxémico, icónico y fonético). Y de acuerdo al tipo de texto, se diferencian entre científico, literario, periodístico, instructivo y publicitario.

Por último, de acuerdo al prototipo textual, puede reconocerse el lenguaje entre las formas de la narración, la descripción, la exposición, la argumentación y el diálogo. Sus usos pueden encontrarse con frecuencia en un lanzamiento de programa político con medidas del gobierno para explicarle a los ciudadanos las razones y argumentos pensados.

En conclusión, todos los modos discursivos son sumamente funcionales y necesarios de comprender para mejorar las relaciones sociales y los vínculos entre quienes integran la comunidad.