Corea del Sur, los Tigres de Asia ya son una fija en los mundiales

0
21
corea-del-sur,-los-tigres-de-asia-ya-son-una-fija-en-los-mundiales

La selección que cuenta con Heung-Min Son como máxima figura estará por décima edición consecutiva de la Copa del Mundo.

Corea del Sur integrará el grupo H junto a Portugal, Ghana y Uruguay. La particularidad del conjunto asiático es que desde México 1986 que se hace presente en los Mundiales, es decir que Qatar 2022 será su décima Copa del Mundo consecutiva. También es una realidad que en siete ocasiones no paso de la primera ronda, aunque en la ocasión que fue organizador alcanzó las semifinales y en 2010 llegó a octavos de final. ¿Podrá el conjunto de Paulo Bento pasar de la primera fase o quedará estancado allí una vez más?

Paulo Bento, el trotamundos que enfrentará a su patria

Paulo Bento, el conductor de la selección surcoreana. (AFP)

El portugués de 53 años se encargó de clasificar a los Tigres de Asia de forma cómoda al Mundial. Su asunción al cargo fue en agosto de 2018, es decir que se encargó de todo el ciclo mundialista y como premio a su trabajo tendrá la posibilidad su segunda Copa del Mundo.

Su carrera como entrenador comenzó en 2004 tras su retiro como futbolista profesional. La sub 19 del Sporting de Lisboa fue donde hizo sus primeras armas, pero tan sólo un año después se hizo cargo del equipo principal. En el conjunto portugués dirigió 180 partidos desde octubre del 2005 hasta noviembre del 2009.

En septiembre del 2010 fue nombrado como entrenador de la Selección de Portugal para reemplazar a Carlos Queiroz. En su proceso, alcanzó las semifinales de la Eurocopa 2012, aunque se fue eliminado en la primera ronda del Mundial de Brasil 2014. La gota que rebalso el vaso y generó su alejamiento de la dirección técnica fue una derrota frente a Albania en un partido correspondiente a la clasificación para la Euro 2016.

En mayo de 2016 asumió como técnico del Cruzeiro, pero solamente duró dos meses en el cargo. En su corto periplo, dirigió 17 partidos donde obtuvo 6 triunfos, 3 empates y 8 derrotas. Rápidamente, consiguió trabajo nuevamente, ya que el Olympiakos requirió de sus servicios. Sin embargo, solamente estuvo 7 meses en el puesto, aunque sus números fueron realmente buenos. En 40 partidos, salió vencedor en 26, igualó en 8 y perdió en 6 redondeando un 71% de efectividad.

Para principios del 2018 arribó hacia el continente asiático. El Chongqing Lifan F. C. de la Liga China fue quien le abrió las puertas y donde dirigió 15 partidos (5 triunfos, 2 empates y 8 derrotas). Post el Mundial de Rusia 2018 reemplazó a Shin Tae-yong y desde ese momento dirigió al equipo en 48 partidos (28 ganados – 10 empatados – 5 perdidos) y obtuvo el 72% de los puntos.

Heung-Min Son, la figura de la Premier League que es bandera de su selección

Son se entrena con una máscara para jugar el Mundial. (AFP)

A la hora de pensar en una figura, las dudas se disipan rápido. Heung-Min Son es el líder futbolístico de Corea del Sur, pero además una figura de talla mundial. Su gran presente en el Tottenham lo hacen ser una de las grandes figuras de la Premier League, se destaca por ser un jugador vertical que se destaca por su gran potencia física. Sin embargo, su historia trasciende a lo deportivo y esta muy ligada con un sentimiento fuerte por su nación, Su relación con el fútbol es muy profunda, de hecho, su padre Son Woong-jung es un exfutbolista que llegó a jugar en la selección mayor. La carrera de Son comenzó cuando se integró a las inferiores del Hamburgo de Alemania, pero pegó el salto al primer equipo para la temporada 2009/2010. Se desempeño a lo largo de tres temporadas, participando en 73 partidos y anotando 20 goles.

En junio de 2013, el Bayer Leverkusen abonó 10 millones de euros y se quedó con sus servicios. A los 21 dio un gran salto en su carrera, aunque sólo fue el puntapié inicial. Tras 62 encuentros y 21 tantos, una nueva transferencia irrumpió su carrera. El Tottenham pagó 30 millones de euros y Son cambió la Bundesliga por la Premier League.

Desde su llegada en la temporada 2015/2016 ha disputado una suma que roza los 250 partidos y se volvió un jugador fundamental del equipo. Sin embargo, su desarrollo estuvo en peligro. Resulta que los surcoreanos deben realizar un servicio militar obligatorio de 2 años, lo que hubiese cortado la carrera de Son por completo, pero como ganó los Juegos Asiáticos se le redujo a 3 semanas y las llevó a cabo durante pandemia. La suerte estuvo de su lado y sus obligaciones no impidieron que siga adelante con su fútbol.

Un golpe en la cara que le produjo una fractura casi lo deja afuera del Mundial. Pero el delantero pasó por el quirófano, se recuperó y en Qatar lucirá una máscara para cubrir la zona afectada. Pero, tal como declaró, no se perderá la cita “por nada del mundo”.

La selección de Corea del Sur sabe que tendrá un objetivo difícil de cumplir. El sorteo no fue el más favorable y compartirá grupo con dos países fuertes como lo son Uruguay y Portugal, pero con Son como líder aspira a hacer fuerza y poder meterse en octavos de final.

Corea y Japón 2002, el mejor desempeño en un Mundial como anfitrión

El capitán Hong Myung-bo, héroe en el Mundial 2002.

Hace 20 años, Corea del Sur junto a Japón fueron los encargados de organizar el Mundial. El desempeño de los Tigres de Asia fue el mejor en su historia. Culminaron en el cuarto puesto frente a los ojos de sus fanáticos y quedaron a solamente un gol de jugar la gran final. El recorrido comenzó en el grupo D junto a Polonia, Estados Unidos y Portugal. El primer obstáculo fue superado con creces, ya que de los 9 puntos posibles obtuvieron 7 y lograron vencer a Portugal quien era el rival más fuerte del grupo -finalmente quedó eliminado en primera ronda-.

El rival en octavos de final fue la siempre dura Italia que contaba con figuras como Del Piero, Totti, Cannavaro, Buffon, Nesta, Maldini, Gattuso, Vieri, Inzaghi. En los papeles, era muy muy complicado poder superar a un equipo plagado de figuras. El arbitraje es recordado como uno de los más polémicos de los Mundiales, pero lo cierto es que con un empate que llegó a los 43 minutos del segundo tiempo y el gol del triunfo a los 13 del segundo tiempo complementario, el conjunto surcoreano pudo pasar a cuartos de final.

España fue quien esperaba en los cuartos. La Roja había superado a Irlanda por 3 a 2 en los penales tras un 1 a 1 en 120 minutos de juego y era el rival a vencer. Nuevamente, la selección europea llevó un partido a los penales, aunque esta vez no pudo sortear a su rival de turno. El anfitrión se impuso por 5 a 3 en los penales y gracias a ese triunfo se aseguró jugar los 7 partidos.

Ya en semifinales, la instancia alcanzada era un logro gigantesco. La ilusión recorría el ambiente, pero no pudieron imponerse ante Alemania. El encuentro fue favorable para los dirigidos por Rudolf Völler, que con un gol del exquisito ex volante Michael Ballack se metió en una nueva final del mundo y desplazó a Corea del Sur de su más profunda ilusión.

El tercer y cuarto puesto fue contra otra sorpresa. Turquía, al igual que Corea, no estaba en los planes de nadie a la hora de animar la competencia y ambas revelaciones se enfrentaron para ver quien completaba el podio. Turquía logró un tercer puesto histórico tras ganar por 3 a 2 con goles Hakan Şükür y un doblete de İlhan Mansız, pero Corea del Sur también coronó su mejor actuación y lo hizo frente a los ojos de todos sus hinchas.