Una alianza en el fondo de un lago y la increíble historia de amor que tendrá un final feliz

0
19
una-alianza-en-el-fondo-de-un-lago-y-la-increible-historia-de-amor-que-tendra-un-final-feliz

Una increíble historia de desamor terminó de la mejor manera. Y tiene que ver con aquella otra historia: la del buzo que encontró un anillo en el fondo de un lago, se dio cuenta que era una alianza y buscó a su propietaria. La encontró y ella le contó que lo había arrojado al agua porque tuvo que interrumpir su noviazgo.

Pasó el tiempo y la pareja se reencontró. Volvieron a escribirse. Y a darse cuenta que se querían. Ahora, Ayelén D´Amico y Daiana Ramírez (la que lanzó el anillo al lago), ambas de 29 años, decidieron volver a formar pareja y dar un paso decisivo en sus vidas: se casarán el próximo 21 de julio en la ciudad de La Plata, donde una de ellas reside. Ambas todavía permanecen en silencio, como queriendo cuidar su amor.

Daiana vive en Río Turbio y fue la que, triste por la ruptura con Ayelén, quiso deshacerse de la alianza. Por eso, la arrojó a las frías aguas del Lago del Desierto, a decenas de metros de profundidad. Era una gota, en medio de una ola.

“Un mes después de que Diana se hizo del anillo, volvieron a escribirse. Ayelén había encontrado otra pareja, pero el amor de su vida siempre estuvo en el sur”, contó Ainara, hermana de esta última, quien también confesó que “en realidad no se separaron solo dejaron de quererse por la distancia”.

Daiana y Ayelén juntas. Y esta vez parece que para siempre. Un reencuentro lleno de amor.

Todo se supo por una publicación que Ainara hizo en su Facebook. Allí pide ayuda por los altos costos de un casamiento en estos tiempos.

“Por el cariño que les tenemos, queremos armar algo lindo para ellas. Pude conseguir una fotógrafa conocida. Los costos están muy altos, estamos buscando las alianzas, por eso pedimos ayuda. A la gente que pueda, que tenga corazón, que crea en el amor, le pedimos ayudarnos para unir sus vidas de una vez y para siempre. Estoy tratando de cumplirles el sueño de un hermoso recuerdo y, si es posible, una pequeña luna de miel”, escribió.

Ainara será testigo de la boda a la que, por supuesto está invitado Marcos Ponce, el buzo que hizo posible el reencuentro y gracias a quien esta historia de amor y desamor tuvo un final feliz.

Marcos y su amigo salen de lago. El primero tiene el anillo en su bolsillo.

Este viernes, en una charla con Clarín, Marcos Ponce mostró por un lado una gran alegría por la decisión de ambas. Pero por otro, un dejo de tristeza: “Lamentablemente por razones personales y económicas no voy a poder ir al casamiento. Pero ya quedé en hacerles un video con toda la historia del lugar donde encontré el anillo que ellas van a mostrar en la fiesta. Me siento muy bien, pasan tantas cosas feas en estos tiempos que algo así te arranca una sonrisa”.

También le confesó a este diario que “yo lo sé desde hace un mes y medio. Daiana se comunicó conmigo y me contó todo. Pero como siempre me pidió reserva. Y yo cumplí. Ahora fue la hermana de Ayelén la que lo subió a las redes y bueno, todo el mundo se enteró. Espero poder conocerlas pronto y estoy seguro de que eso se va a dar. Y cómo no se va a dar si yo encontré un anillo perdido en la profundidad de un lago”, dijo sonriendo.

Daiana y Ayelén y el anillo que Marcos encontró en el fondo de un lago. Hay milagros de amor, sin dudas.

En abril, Marcos reconstruyó la historia en una charla con este diario. Vive en Esquel, donde ejerce como defensor público y vive junto a su esposa Guillermina y su hija Celina de 7 años. Pero además es buzo y fotógrafo.

“Estaba de vacaciones con mi familia y un matrimonio amigo por Ushuaia. Y antes de volver pasamos por Lago del Desierto”, contó. Junto a su amigo Hugo Bottaro, también buzo, se introdujeron en las aguas del lago para vivir una experiencia para ellos única.

“Fue a la altura del Muelle de Embarcaderos, un lugar que no estaba en nuestros planes. Cuando ya volvíamos de bucear vi que algo brillaba entre los pilotes del muelle. Lo tomé y lo puse en un bolsillo. Cuando salimos a la superficie vi que era una alianza”. Era de oro y de pequeño tamaño: Marcos no tuvo dudas de que era de una mujer. En su círculo interior tenía una fecha: 21/3/2015.

Dijo entonces el buzo esquelense que “lo más loco de esto es que buceamos en el lago una sola vez y lo hicimos en ese lugar de casualidad. Tenía que darse, no hay dudas”.

Agregó que “cuando regresé a Esquel decidí subir a las redes la experiencia. Le saqué un par de fotos al anillo y mostré. En menos de 4 horas lo habían compartido 2 mil veces. Se viralizó y cinco horas después apareció la dueña, que según me dijo era de Río Turbio, provincia de Santa Cruz”.

Daiana y Ayelén darán el si en julio. El posteo de la hermana de la primera dando la noticia.

Lo primero que le pidió la chica fue “reserva” porque su entonces ex pareja tenía otro amor.

“Se habían conocido en Santa Cruz y fue un flechazo. Pero una de ellas tuvo que regresar a Buenos Aires y decidieron cortar la relación. La fecha del anillo es de cuando se comprometieron. La relación la terminaron en buenos términos pero aunque mantenían algún contacto lejano, nunca volvieron a verse. La chica había arrojado el anillo el 10 de enero y yo lo encontré a mediados de marzo”.

El buzo le envió el anillo a su dueña. Y al parecer, todo volvió a comenzar y en pocos meses renació el amor. Por aquel entonces, la nota de Clarín tuvo un final premonitorio. Decía: “Marcos escribió el primer capítulo de una historia nueva. ¿Será el último?“.

Evidentemente no lo fue.

Chubut. Corresponsal

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA