Los 3 proyectos más financiados de Kickstarter muestran que el crowdfunding no es tan juguetón como creímos

0
23
los-3-proyectos-mas-financiados-de-kickstarter-muestran-que-el-crowdfunding-no-es-tan-jugueton-como-creimos

Una saga de novelas, relojes inteligentes y una heladera portátil figuran en el top 3 del sitio de financiamiento colectivo. ¿Acaso no era una plataforma fundamental para los videojuegos y la innovación?

Lanzado en 2008, Kickstarter ya financió más de 220.000 iniciativas. (Foto: Adobe Stock)

El proyecto más financiado en la historia de Kickstarter es literario, con una impresionante recaudación por encima de los 41 millones de dólares. En el podio le sigue un reloj inteligente y una heladerita portátil. ¿Acaso el financiamiento colectivo no es tan juguetón como creímos?

Sorprende no encontrar juegos entre las iniciativas más exitosas en esa plataforma emblemática del crowdfunding, aunque un examen más cercano a un sobrevuelo demuestra que aquel sigue siendo un trampolín para muchos videogames y productos innovadores.

Las 3 claves del financiamiento colectivo

  • El crowdfunding implica que una comunidad colabore con el lanzamiento de productos y/o servicios interesantes, que (habitualmente) de otro modo no podrían ser producidos.
  • Los patrocinadores (así se llama a los que ponen plata) hacen una apuesta: pagan por un producto o servicio que aún no se lanzó ni ha sido producido por completo.
  • Kickstarter es el emblema del financiamiento colectivo, aunque no es la única plataforma en el rubro. Otras conocida es Indiegogo.

Brandon Sanderson, el escritor que rompió el molde en Kickstarter

La movida más exitosa de Kickstarter no es un avance tecnológico súper innovador. Tampoco un jueguito emergente. ¿Sabías que la iniciativa que más plata recaudó en la historia de la plataforma de crowdfunding se creó para lanzar una saga de libros?

El protagonista de ese sueño hecho realidad es Brandon Sanderson, un escritor que se mueve en el género de la ciencia ficción y que hace algunos meses batió todos los récords de Kickstarter con una recaudación superior a los 41.7 millones de dólares entregados por más de 185.000 patrocinadores.

Con esa marca, el literato estadounidense consiguió más del doble de dinero en relación al proyecto que antes tenía el récord en la plataforma, un reloj de la marca Pebble.

Además de escritor, Sanderson es un reconocido podcaster y declarado fan del creador de Spider-Man, Stan Lee. La impresionante recaudación se destinará a la publicación de cuatro novelas catalogadas como “secretas”, que se lanzarán en 2023 tanto en ediciones digitales como en papel.

Leé también: Un libro de informática para bebés, el alocado proyecto en Kickstarter de un papá ingeniero

Un lindo detalle antes de avanzar: Sanderson celebró su hito en Kickstarter donando plata a más de 300 proyectos literarios en esa plataforma.

Pebble Time fue récord en Kickstarter antes del boom de Sanderson

Con poco más de 20 millones de dólares recaudados, el reloj Pebble Time fue durante muchos años el protagonista de la campaña más exitosa de Kickstarter, medalla que ahora fue arrebatada por Sanderson.

Cuando pensamos en financiamiento colectivo es natural llevar la imaginación a proyectos del sector tecnológico y a ideas innovadoras. Esas condiciones las cumplía este smartwatch, que consiguió su marca en el año 2015. Por entonces, esos dispositivos no eran cosa de todos los días y la categoría de wearables era, huelga decir, incipiente. Por mencionar un ejemplo, ese mismo año apareció en escena el primer Apple Watch.

“El nuevo reloj inteligente tiene una pantalla de tinta electrónica a color, una nueva interfaz y la promesa de hasta siete días de duración de la batería, en contraste con los uno o dos días que ofrecen la mayoría de sus rivales”, destacaba en el 2015 la publicación The Guardian.

Más allá de que otros productos de Pebble aparecen entre los más financiados en Kickstarter, la compañía no supo aprovechar el envión. Dispositivos que se cancelaron y una competencia cruda contra compañías de peso como Apple y Samsung la llevaron a salir de la escena. A fines de 2016 la empresa fue vendida a Fitbit, que pagó 35 millones de dólares para ser el nuevo dueño de Pebble. Un detalle, aquella oferta fue casi un 100% más baja que otra que el fabricante había rechazado un año antes.

Leé también: Smartwatch versus pulsera inteligente: las cinco principales diferencias

Más tarde Fitbit mató a la marca Pebble. Para colmo, Google es ahora el dueño de Fitbit y el legado del fabricante que ostentó medalla en Kickstarter parece cada vez más lejano.

El curioso éxito en Kickstarter de una heladerita portátil

Cuando en 2015 Peeble Time consiguió poco más de 20 millones de billetes, la algarabía era considerable: había superado por buen margen el récord anterior de 13 millones de dólares que había recaudado Coolest, una heladerita portátil.

Eso sí: para no ser crueles con ese producto, hay que destacar que no fue una heladera cualquiera. Además del esperable espacio para enfriar bebidas y alimentos, era un equipo adaptado al siglo XXI. Tenía un conector USB para cargar el celular, luces LED para comodidad durante las noches bajo las estrellas, y un parlante Bluetooth removible además de resistente al agua.

Los récords en Kickstarter no garantizan el éxito

El fabricante de la heladerita new age tuvo un destino similar al de Pebble. En 2019, a cuatro años de su acaudalada recaudación en la plataforma de financiamiento colectivo, la firma creada por Ryan Grepper anunció su cierre. Para colmo, dijeron que no podrán entregar todas las unidades que algunos patrocinadores compraron.

Según el CEO de la empresa, hasta marzo de 2018 sólo entregaron dos tercios de las más de 60.000 heladeras que debían llevar hasta los compradores que apostaron en Kickstarter. Para embarrar un poco más el terreno, anunciaron que devolverían 20 dólares como compensación. ¿El problema? Los backers habían pagado 185 dólares por una Coolest Cooler.

¿Qué dijeron desde Kickstarter tras la bancarrota de uno de los proyectos más exitosos en la plataforma? “Siempre existe el riesgo de crear algo nuevo, y que algunos proyectos terminarán no funcionando. En este caso, desafortunadamente, un tercio de los patrocinadores no recibirán el producto que se les prometió”, señalaron los responsables de la plataforma de crowdfunding.

“Hemos trabajado duro para dejar claro que Kickstarter no es una tienda. Y en los cinco años transcurridos desde que se financió este proyecto, hemos tomado medidas para ayudar a los creadores a ser más transparentes con los patrocinadores y a comprender mejor lo que se necesita para dar vida a su proyecto”, agregaron.

Kickstarter: ¿qué hay de los jueguitos?

Ya lo dijimos: un sobrevuelo por las estadísticas de Kickstarter muestra que los juegos no son tan protagonistas como muchos creen. Pero una mirada más atenta encuentra que el financiamiento colectivo (o, al menos, esta plataforma paradigmática de la movida) sí tiene un vínculo estrecho con el impulso gamer.

(Fuente: Statista)

Tal como revela el gráfico de Statista, en el top 15 de las iniciativas con más recaudación en Kickstarter aparecen varios videogames, entre ellos Frosthaven de 2020, además de varios juegos de mesa con una propuesta muy cercana al entretenimiento digital y al cómic.