Vinculan la amenaza de Hezbollah a un periodista argentino con caso del avión venezolano-iraní

0
15
vinculan-la-amenaza-de-hezbollah-a-un-periodista-argentino-con-caso-del-avion-venezolano-irani

En el juzgado federal que conduce Ariel Lijo, lo que en principio lucía como un extravagante desafío judicial sin aparentes consecuencias graves fue tornándose en un caso delicado y en el que, según admitieron, “algo raro y feo hay.”

Lijo fue el juez sorteado para conducir la investigación por la amenaza de un ataque terrorista contra el periodista argentino-libanés George Chaya, un especialista en política de Oriente Medio que publica sus notas en el portal Infobae.

El expediente judicial comenzó con una denuncia presentada por el ministerio de Seguridad que conduce Aníbal Fernández, luego de recibir una advertencia por parte de un organismo de inteligencia extranjero según la cual se había interceptado una breve nota: “Tenemos información que indica que usted podría ser el objeto de un ataque perpetrado por el Hezbollah libanés. No tenemos información ni detalles sobre momento-objetivo-ubicación-personas-método”, decía un papel manuscrito en castellano con birome azul que el 17 de junio le fue mostrado a Chaya y se remitió al juzgado de Lijo.

La amenaza de Hezbollah al periodista argentino George Chaya.

Desde esa misma noche, el analista y su familia fueron trasladados a un lugar seguro, donde son custodiados por fuerzas federales.

Esta semana, el juez aceptó al periodista como querellante y se reunió con sus abogados, Juan Félix Marteau y Martín Montero, quienes además de los requerimientos a organismos y gobiernos extranjeros, pidieron que el magistrado ordene una serie de medidas de prueba.

Esos requerimientos, aceptados por Lijo, vinculan la amenaza contra Chaya detectada en el exterior con el caso del avión venezolano-iraní secuestrado en Ezeiza, y con la detención de un misterioso ciudadano supuestamente iraní en la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay.

Para empezar, en los últimos artículos publicados por Chaya antes de ser notificado de la amenaza en su contra, el analista venía refiriéndose al vuelo del Boeing 747 de la empresa venezolana Emtrasur detenido en Buenos Aires, y de los profundos vínculos de sus tripulantes -sobre todo el piloto y el copiloto- con las aerolíneas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air, y de ambas firmas con la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, cuya fuerza Al-Quds fue señalada por varios países como afluente de la organización terrorista Hezbollah.

“La notable cercanía temporal de los tres episodios -pues en pocos días se sucede el hecho del avión de Emtrasur, la información de inteligencia que da cuenta de una posible amenaza que tiene como víctima al señor Chaya y la detención en llamativas circunstancias del señor Azan Asad- nos conduce, en principio, a pensar que los tres hechos podrían estar vinculados y a su vez, relacionados, con alguna forma de actividad de organizaciones terroristas dentro de nuestro territorio nacional”, proponen los letrados.

Fuentes judiciales confirmaron a Clarín que Lijo ya estableció contacto con sus colegas Federico Villena, de Lomas de Zamora, y Pablo Seró, de Entre Ríos, con quienes intercambió información. “Así supimos por ejemplo que el iraní de Concepción del Uruguay no habla nada de castellano, y cuando le pusieron un traductor de farsí comenzó a hablar en un dialecto regional inaccesible. Tenemos la sensación de que algo no está bien, se puede estar preparando alguna maldad. La comunidad de Inteligencia está muy alterada”, opinaron en Comodoro Py.

Por lo pronto, desde Buenos Aires se van a investigar los últimos seis meses de Azan Asad: dónde estuvo, con quién, qué movimientos financieros hizo, a través de qué cuentas.

George Chaya es un politólogo, historiador, escritor y especialista en Seguridad Nacional y Relaciones Internacionales. Durante el gobierno de Mauricio Macri, se desempeñó como asesor en materia de terrorismo del ministerio de Seguridad.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA