Un argentino fue condenado en Uruguay por producir drogas sintéticas: el momento de su detención

0
18
un-argentino-fue-condenado-en-uruguay-por-producir-drogas-sinteticas:-el-momento-de-su-detencion

Un argentino de 34 años que tenía residencia adquirida en Uruguay, fue condenado a tres años y ocho meses de prisión por el delito de narcotráfico. La Justicia de ese país comprobó que este hombre había montado un laboratorio en Pocitos, un barrio de Montevideo, donde elaboraba una importante capacidad de drogas sintéticas a nivel industrial para su posterior venta.

Según indicó la fiscal del caso, Dra. Sandra Fleitas la producción era de unas 50.000 pastillas por cada 15 horas de trabajo. Cada pastilla tenía un valor de cinco dólares. El Ministerio del Interior uruguayo reveló este martes un video donde se observa el momento de su detención, en el marco de un allanamiento.

Este argentino, del cual solo trascendieron sus iniciales (D.A.T.M.) y quien no tenía antecedentes en Uruguay, fue encontrado responsable del delito de “narcotráfico, en régimen de reiteración real, con un delito continuado de fabricación, suministro y realización de actos tendientes a la introducción de sustancias estupefacientes a países extranjeros, en calidad de autor”.

Había montado un laboratorio en el barrio montevideano de Pocitos.

De acuerdo a los detalles entregados por el informe de aquel organismo, su condena es la trigésimo sexta que emite la Justicia uruguaya en el marco de la operación “Maléfica”, a cargo de la fiscal Fleitas, que comenzó en 2020 y actualmente atraviesa su cuarta etapa.

El allanamiento y la detención

Efectivos de la Policía de Colonia allanaron el 22 de junio pasado un edificio ubicado en Camino de los Hormigueros y Chucarro, Pocitos, con el objetivo de dar con un laboratorio donde se producían pastillas de éxtasis y otras drogas sintéticas.

El operativo tuvo un resultado satisfactorio porque no solo detuvieron al ciudadano argentino-uruguayo, sino que también encontraron elementos para fabricar las drogas sintéticas.

Entre otros elementos, la Justicia uruguaya incautó pastillas de éxtasis y una máquina para prensarlas.

Por caso, incautaron pastillas de éxtasis de diversos colores y formas, una máquina para prensarlas, una caja fuerte con moldes metálicos para la fabricación, tres recipientes transparentes con cocaína, una balanza de precisión y varias herramientas, y una bolsa de 25 kilos de fosfato de calcio.

Narco deportado de Argentina

El mismo día que se producía la detención de aquel hombre en Pocitos, y en medio de un gran operativo de seguridad, agentes de de la División Asuntos Migratorios de la Policía Federal Argentina se encargaron finalmente del trámite de expulsión del país de Marco Estrada Gonzáles (60, alias “Marcos”), capo absoluto de la venta de cocaína, paco y pasta base en la Villa 1-11-14, del Bajo Flores, durante al menos dos décadas.

Si bien su expulsión había sido dispuesta durante el mes de mayo, la fecha exacta en que sería realizada fue mantenida en secreto, puesto que -según los investigadores- “’Marcos’ cosecha lealtades y enemigos por igual”; evaluándose de este modo hipótesis de riesgo que abarcaban desde intentos de fuga hasta atentados en su contra.

Un convoy de 8 móviles con agentes federales (entre los que se hallaban detectives de la División Asuntos Migratorios e integrantes del grupo especial GEOF) se hicieron presentes en el Complejo Penitenciario Federal 2 de Marcos Paz, donde estaba detenido el narco, para trasladarlo hasta el Aeropuerto de Ezeiza.

Sin embargo, instantes antes de la partida y con el objeto de evitar posibles filtraciones, los federales realizaron un cambio de último momento. Aterrizaron un helicóptero en el Penal, y subieron a Estrada Gonzáles custodiado por oficiales de brigada y agentes del GEOF.

Así, el capo narco fue trasladado en cuestión de minutos hasta el aeropuerto de Ezeiza, donde finalmente -también bajo custodia federal en vuelo- fue expulsado rumbo a la Republica del Perú.

ES

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA