Diego Schwartzman perdió un partido increíble ante el 132 del mundo y se despidió de Wimbledon en segunda ronda

0
30
diego-schwartzman-perdio-un-partido-increible-ante-el-132-del-mundo-y-se-despidio-de-wimbledon-en-segunda-ronda

Que el césped no es la superficie preferida de los argentinos no es ningún secreto. Wimbledon, el tercer Grand Slam de la temporada es, históricamente, el “grande” menos exitoso de las raqueta nacionales y este 2022 no fue la excepción, porque ninguno de los siete representantes nacionales que jugaron en Londres logró llegar a la tercera ronda. El último en despedirse fue Diego Schwartzman, 15° del mundo, quien cayó en su segunda presentación por 6-2, 4-6, 0-6, 7-6 (8-6) y 6-1 ante el británico Liam Broady, 132° del ranking.

Apoyado por su público, el local dio vuelta un partido que parecía irremontable en el cuarto set, en el que Schwartzman llegó a tener una ventaja de 3-0. Pero el Peque no lo pudo cerrar, comenzó a sumar errores y Broady, que ingresó al cuadro gracias a una invitación especial, vio la oportunidad para la remontada y no la desaprovechó. 

El británico festejó con todo el triunfo, que lo metió por primera vez en la tercera ronda del Grand Slam que se juega en su casa y con el que firmó ya su mejor actuación en un torneo de esta categoría. 

El porteño, 12° cabeza de serie del certamen, arrancaba como favorito en el partido, sobre todo después de haber superado el debut sin grandes problemas, con un sólido triunfo en tres sets ante el estadounidense Stefan Kozlov, 107°. Pero este jueves, arrancó dormido, cometiendo muchos errores y cediéndole el primer set a su oponente, que lo lastimó con un tenis de muchas variantes.

En el segundo parcial pareció echar sobre el césped toda su experiencia para retomar el control del partido.

Con inteligencia y mucho coraje, Schwartzman quebró a Broady para ganarle una segunda manga con aroma a partido para Diego. Fue 6-4. Y luego un 6-0 contundente, que se estiró hasta el 3-0 del tercero.

Sin embargo, allí revivió Broady, que igualó y llevó al Peque hasta un tie-break que se vivió punto a punto, y que se terminó quedando para el local por 8-6. El quinto fue un trámite para el británico, que empezó a meter con más confianza su saque y dominó por completo a Schwartzman, hasta decretar el final del partido.

La alegría de Liam Broady, festejando la mejor victoria de su carrera. Foto: EFE/EPA/KIERAN GALVIN.

En 2021 y 2019 (en 2020 no hubo torneo debido al covid), el porteño había llegado hasta la tercera ronda del Grand Slam inglés, una actuación que no logró igualar producto de esta dolorosa e inesperada derrota ante el inglés.

Con información de agencias

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA