Fuerte respaldo de la ONU al trabajo de la Comisión de Cascos Blancos

0
67
fuerte-respaldo-de-la-onu-al-trabajo-de-la-comision-de-cascos-blancos
3.500 voluntarias y voluntarios constituyen la base del voluntariado del organismo.

El Pleno de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) adoptó una nueva resolución de apoyo al trabajo de protección y promoción de los derechos humanos y gestión humanitaria que lleva adelante la Comisión Cascos Blancos, que preside Sabina Frederic, informó este sábado la Cancillería argentina, conducida por Santiago Cafiero.

Entre esos países se encuentran los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (China, Estados Unidos de Norteamérica, Francia, Federación de Rusia y el Reino Unido), así como la cifra alcanzada supera la mitad de la membresía de países de la ONU, informó el Palacio San Martín en un comunicado.

“Para Argentina es importante resaltar la especial trascendencia de la aprobación en la Asamblea General a la renovación del apoyo a la Comisión Cascos Blancos, dado que, junto con la protección y promoción de los derechos humanos, la gestión humanitaria es un elemento prioritario de nuestros compromisos políticos en el nivel internacional”, remarcó la representante permanente de Argentina ante la ONU, embajadora María del Carmen Squeff.

Squeff, quien presentó la resolución ante el pleno de la Asamblea, agradeció además a los “104 países que han copatrocinado el proyecto de resolución en señal de apoyo internacional a la iniciativa de la Comisión de los Cascos Blancos”.

“Cascos Blancos es único a nivel mundial, una marca argentina”, dijo Sabina Frederic.

Este apoyo brinda una señal inequívoca para que los Cascos Blancos puedan continuar su trabajo, basado en la solidaridad y el humanitarismo“, completó.

La votación se produjo el viernes, en la misma jornada en la que se conmemoró el Día Internacional de los Derechos Humanos y constituye un aval fundamental para las tareas que lleva a cabo Cascos Blancos, destacó el Palacio San Martín.

El diseño y la implementación de la asistencia humanitaria, trabajo voluntario de protección socio-ambiental, acciones de prevención y respuesta ante desastres y catástrofes, son algunas de las misiones desarrolladas por la Comisión.

También lleva a cabo acciones de trabajo territorial e impulso de la resiliencia, la asistencia sanitaria y de socorro mediante el cuidado de la salud en eventos masivos, así como sus despliegues en misiones internacionales.

Este tipo de acciones han ido perfilando el profesionalismo actual de los más de 3.500 voluntarias y voluntarios que constituyen la base del voluntariado del organismo.

“Esta Comisión, regulada desde el Estado, con una impronta marcadamente solidaria, inscripta en el irrestricto respeto y promoción de los derechos humanos y en el bienestar social que impulsa el presidente Alberto Fernández, así como el esfuerzo voluntario de quienes forman Cascos Blancos, es fundamental para este respaldo que celebramos de manera responsable y con las convicciones de integración e igualación social propias de la asistencia humanitaria”, destacó Frederic, por su parte.

La presidenta de la Comisión y exministra de Seguridad destacó además que “Cascos Blancos es único a nivel mundial, una marca argentina. Y también es una institución peculiar para nuestro país: su progresivo crecimiento y su continuidad como política de Estado que reivindican los gobiernos populares en favor del bienestar social, forman parte de las características valoradas en esta decisión de la ONU”.

En ese sentido, la Cancillería remarcó que tres años después de la última resolución de la ONU, y con un apoyo récord de copatrocinios de los países, la ratificación de Cascos Blancos constituye un reconocimiento sin antecedentes de esta magnitud a nivel mundial respecto del trabajo del voluntariado estatal de la Argentina.

Y consideró que la decisión de la mayor organización multilateral “fortalece” así una iniciativa que, desde su creación, ha sido ratificada cada tres años tanto por la ONU como por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En tanto, el vicepresidente primero de la Comisión, Juan Núñez, recalcó el hecho de que “en menos de un mes, la Resolución de Cascos Blancos fue ratificada por la OEA y por la ONU”.

“Estos dos logros son inseparables de la designación unánime de Argentina en la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Además, nos brinda una alegría mayor el hecho de que la adopción de la Resolución sea el mismo Día de los Derechos Humanos”, subrayó.

La decisión tomada por la ONU se produce en el contexto de la pandemia de la COVID-19, la cual ha requerido reforzar los mecanismos internacionales de asistencia humanitaria y sanitaria para reducir los efectos de contagios, así como el despliegue de estrategias globales de vacunación.