Perdida, la serie española que viaja de Valencia a Bogotá y ahora llega al cable de la Argentina

0
80
perdida,-la-serie-espanola-que-viaja-de-valencia-a-bogota-y-ahora-llega-al-cable-de-la-argentina

Durante varios meses del año pasado, teníamos una sección que se llamaba “Para ver: cuarentena por coronavirus”. Y ahí sugeríamos una serie por día. A cuento del flamante estreno de Perdida en Netflix, en junio del 2020, arrancábamos la nota así:

¿Por qué la recomendamos? Porque tiene una intensidad que no afloja nunca. Como si la serie eligiera verlo a uno y no excluyentemente al revés. Planteada como thriller, pero atravesada de punta a punta por una profunda historia de amor paternal, Perdida muestra de lo que es capaz un hombre por recuperar a su hija. Más que perdida, desaparecida”.

En unos días desde este final de 2021, esta atractiva ficción española llegará al cable, para el alcance de una mayor cantidad de gente: desde el lunes 13 de diciembre, a las 23.30, se podrá ver también por Atreseries, la señal de la productora Atresmedia. Más allá de que sigue disponible, completa, en el catálogo de Netflix.

Daniel Grao protagoniza esta serie de suspenso española producida por Atresmedia que llega a Netflix.

Si bien no es una producción que quedará en la memoria de los espectadores como “inolvidable”, entretiene y, especialmente, atrapa. No da respiro. Tiene un guión intenso, como agitado, que se traduce también en el trazado del relato: todo arranca con el protagonista, español él, en Bogotá, tragando como puede bolsitas de cocaína. Termina preso.

Plano a Valencia, diez años antes, el mismo hombre, Antonio Santos Campos (Daniel Grao), está en una playa, en plan familiar y relajado. Pero, de golpe, Soledad, su hija de cinco años, no responde al grito de por dónde anda. Y ahí mismo comienza el calvario para Antonio e Inma (Carolina Lapausa), su esposa, que no la dan por perdida, por más que el título de la serie vaya por ese destino.

Y, en caso de estar perdida, para encontrarla Antonio cruza pistas, investiga, avanza a paso firme siguiendo datos y llega a Colombia. Tal vez su objetivo no era quedarse en ese hotel de Bogotá, sino lograr inmiscuirse en la peligrosa prisión de La Brecha.

No conviene seguir contando cómo sigue el periplo de ese padre capaz de dejar todo por su hija y de activar la búsqueda, diez años después, de aquellos que la daban por “perdida”.

Perdida tuvo un recorrido similar al de La casa de papel: no experimentó un buen arranque de audiencia en la TV española, pero cuando pegó el salto a Netflix se convirtió rápidamente en las más vistas de la cuarentena 2020.

Son once episodios con el acelerador a fondo (no le hubieran venido mal algunas paradas para estirar las piernas, a la vieja usanza), mientras se cuenta una búsqueda, un desencanto, varias traiciones, varios reencuentros y unas cuantas lealtades, con el negocio de un un puñado de crápulas de fondo.

Entre otras perlitas, Perdida tiene en un papel clave a Ana María Orozco, la protagonista de Betty, la fea, y la gran actuación de Grao, en un papel totalmente diferente al del profesor que presentamos la semana pasada con la crítica de HIT (va por Movistar Play).

Ficha

Calificación: Buena

Drama Protagonistas: Daniel Grao, Ana María Orozco y Carolina Lapausa Creación: Natxo López Dirección: Iñaki Pieñafiel y David Ulloa Emisión: Desdel el lunes 13, por Atreseries (también disponible en Netflix).

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA